Chicago lanzó iniciativa para reducir brecha digital proporcionando acceso gratuito a Internet de alta velocidad a más de 100,000 estudiantes

Se desarrolla un programa de 50 millones de dólares para proporcionar Internet gratis y
de alta velocidad durante cuatro años.
La alcaldesa de Chicago, Lori E. Lightfoot, anunció el lanzamiento de "Chicago Connected", un
programa innovador que proporcionará un servicio gratuito de Internet de alta velocidad a
aproximadamente 100,000 estudiantes de las Escuelas Públicas de Chicago (CPS) en sus
hogares. Este programa, el primero de su tipo, será uno de los esfuerzos más grandes y de más
largo plazo en la nación para proporcionar Internet gratis y de alta velocidad en el transcurso de
cuatro años, para aumentar drásticamente la accesibilidad a Internet para los estudiantes y ayudar
a construir un sistema de apoyo público permanente para las familias de Chicago.
“Internet confiable y de alta velocidad es uno de los ecualizadores más poderosos cuando se trata
de acceder a la información”, dijo la alcaldesa Lightfoot. “Permite a las familias acceder al
aprendizaje remoto digital y a mantenerse conectados con parientes cercanos y lejanos,
especialmente durante el COVID-19. Permite a las familias desarrollar habilidades profesionales,
solicitar empleos, registrarse para votar y mantenerse al día sobre los eventos actuales. Este
programa es un componente crítico de nuestra agenda STEP y los esfuerzos para terminar con la
pobreza y una parte de nuestra misión para impulsar mejores resultados académicos en CPS”,
agregó.
La Ciudad trabajó con CPS y el filántropo Ken Griffin para iniciar una solución escalable y
primera en su tipo para abordar la brecha de equidad digital. "Chicago Connected" aborda de
manera sostenible el problema de acceso persistente a través de una inversión público-privada en
banda ancha, con socios filantrópicos que cubren los costos iniciales del programa. Se estima que
"Chicago Connected" costará aproximadamente 50 millones de dólares durante los próximos
cuatro años, priorizando a las familias necesitadas en los lados sur y oeste de la ciudad.
“La conectividad a Internet es un salvavidas para la educación y la oportunidad: extiende el
aprendizaje más allá del aula y abre caminos para el desarrollo y el bienestar”, dijo Ken Griffin,
fundador y CEO de Citadel. “Con el acceso continuo cada estudiante y su familia,
independientemente de las circunstancias económicas, estarán mejor posicionados para perseguir
un futuro más brillante. Espero que ‘Chicago Connected’ inspire a otras comunidades de todo el
país a unirse para eliminar la brecha digital”, añadió.
Los primeros dos años de ‘Chicago Connected’ serán financiados mayoritariamente por socios
filantrópicos.
“El acceso desigual a Internet es un problema a nivel nacional y la pandemia de COVID-19 ha
dejado en claro que el servicio de Internet ya no se puede ver como un lujo”, dijo la Dra. Janice
K. Jackson, CEO de CPS. "Para construir sobre el progreso académico de nuestros estudiantes,
estamos lanzando un esfuerzo sin precedentes para proporcionar acceso a Internet estable y de
alta velocidad a 100,000 estudiantes de CPS en los próximos cuatro años. Esta empresa
ambiciosa y crítica no sería posible sin el generoso apoyo de la comunidad filantrópica".
Estos generosos compromisos, junto con $ 5 millones de fondos de la Ley CARES de la Ciudad
de Chicago, financiarán los años uno y dos del programa. CPS financiará el programa en los años
tres y cuatro de la iniciativa.

Acceso confiable a Internet para los estudiantes que más lo necesitan

Según los datos del censo, se estima que 100,000 estudiantes carecen de acceso a Internet de alta
velocidad en Chicago, que se define como 25 mbps de descarga y 3 mbps de carga por la
Comisión Federal de Comunicaciones. "Chicago Connected" proporcionará Internet de alta
velocidad a los hogares durante cuatro años pagando directamente por el servicio de Internet para
las familias que más lo necesitan, utilizando seis indicadores de prioridad y datos de los
Proveedores de Servicios de Internet (ISP) para identificar los hogares elegibles para la
iniciativa. Los indicadores de prioridad incluyen estudiantes elegibles para almuerzo gratis,
estudiantes identificados con necesidades especiales, estudiantes sin hogar y estudiantes que
viven en comunidades con las mayores dificultades según el índice de dificultades de la UIC.
Además, Chicago Connected dará prioridad a los estudiantes inscriptos en la escuela de verano
que también son elegibles para el programa.
"Chicago Connected" comenzó a llegar a las familias esta semana con el objetivo de conectar a
la mayor cantidad posible de los 100,000 estudiantes antes del año escolar 2020-21. Si bien la
Alcaldesa Lightfoot y las Escuelas Públicas de Chicago siguen comprometidos a hacer todos los
esfuerzos posibles para que los estudiantes vuelvan al salón de clases este otoño, cómo será el
próximo año escolar y cuántos estudiantes podrán regresar depende de la trayectoria del virus y
la orientación de funcionarios de salud estatales y locales.
Si bien la primera fase de "Chicago Connected" se centrará principalmente en proporcionar
acceso a internet por cable, también extenderá el servicio de conexión de banda ancha móvil
existente para estudiantes elegibles en situaciones de vivienda temporal (STLS) por hasta cuatro
años.

Comments are closed.