Columna de la Dra. Eva Serrano Celebremos nuestras tradiciones con orgullo

¡Qué gusto regresar con Ustedes! El tema que me llama la atención, especialmente durante esta temporada de Halloween, es la popularidad de algunas tradiciones hispanas en Estados Unidos. Por ejemplo, hemos celebrado otro día de Halloween y las calaveras pintadas con colores brillantes siguen apareciendo en escuelas, bibliotecas, diseños de ropa y en postres hechos en panaderías como parte de Día de los muertos.

Muchas instituciones importantes toman el tiempo e invierten fondos para integrar esta tradición hispana en sus actividades. Sin embargo, recordemos que para algunas personas de origen latino, esta celebración es muy conocida, pero para otros es algo nuevo. Qué buena oportunidad tenemos para aprender más sobre esta costumbre y quizás compartir nuestras propias experiencias.

Sin embargo, es necesario recordar que el Día de los muertos no es igual a Halloween. El Día de los muertos se celebra el 1 y 2 de noviembre. El propósito para muchas familias es recordar familiares y amigos que han muerto.

La tradición tiene su origen en México, pero también se celebra en partes de Latinoamérica y Estados Unidos. Como parte del festejo, se acostumbra ensamblar altares y hacer ofrendas en honor a nuestros seres queridos que han muerto.

Los altares tienen muchos elementos tradicionales. Algunos de los elementos esenciales son velas, cempasúchiles, una foto, calaveras, agua, comida y decoraciones de papel cortado que se llama papel picado.

Recordemos que esta celebración tiene raíces muy profundas en nuestras culturas indígenas y que, con la llegada de los españoles, se lograron mezclar culturas y costumbres religiosas. Aunque yo no me crié con esta costumbre de Día de los muertos, si aprendí lo importante que es recordar a nuestros seres queridos que han muerto con cariño y respeto para sobrellevar el dolor y la tristeza que sentimos cuando fallecen.

También sé que nuestros hermanos inmigrantes a veces no logran acompañar a sus seres queridos durante sus últimos días o últimos suspiros. El dolor que se siente es algo enormemente fuerte. Les ofrezco en este altar hecho de palabras un reconocimiento por el sacrificio que hacen y les doy ánimo para que compartan recuerdos de sus seres queridos para seguir sanos y con ganas de seguir adelante.

Celebremos nuestras tradiciones con orgullo y compartan con los demás porque para algunos, el Día de los muertos es algo completamente nuevo y diferente.

Comments are closed.