Covid-19 Informe predice cuanto podría durar la pandemia y describe tres posibles escenarios

El Centro de Investigación y Políticas de Enfermedades Infecciosas (CIDRAP) de la Universidad de Minnesota, señala que la pandemia de COVID-19 podría durar entre 18 meses y dos años y plantea 3 escenarios posibles para la misma.

Según el informe de CIDRAP y teniendo en cuenta todos los factores actuales de la pandemia de coronavirus, la enfermedad podría seguir propagándose por el mundo durante un período de entre 18 meses y dos años, según el cual entre un 60 % y un 70 % de la población podría tener que infectarse hasta alcanzarse el umbral crítico de inmunidad colectiva, que detenga el avance del COVID-19. Los expertos calificaron la situación actual como “la peor crisis mundial de salud pública en más de 100 años” y reconocieron que su rumbo futuro “aún es muy impredecible”.

En las cuestiones urgentes a considerar, el informe dice que se debe de tener en cuenta que:

  1. Debido a un período de incubación más largo, una propagación más asintomática y una R0 más alta, el COVID-19 parece propagarse más fácilmente que la gripe.
  2. Una R0 más alta significa que más personas necesitarán infectarse y volverse inmunes antes de que la pandemia pueda terminar.
  3. Según las pandemias de gripe más recientes, es probable que este brote dure entre 18 y 24 meses.
  4. Es probable que no se detenga hasta que el 60% al 70% de la población sea inmune.
  5. Dependiendo de las medidas de control y otros factores, los casos pueden presentarse en olas de diferentes alturas (con olas altas que indican un impacto importante) y en diferentes intervalos.

Los expertos sugieren que podríamos hacernos una idea del potencial desarrollo del covid-19 a partir de las pandemias de influenza del pasado, que representan “el mejor modelo comparativo”, al guardar “varias similitudes importantes” con el nuevo coronavirus.

Al analizar las pandemias de influenza más importantes en el pasado y teniendo en cuenta que aún no se conoce la duración de la inmunidad a la infección y que la situación podría verse alterada por la aparición de una vacuna, los científicos destacan tres principales escenarios del desarrollo de la pandemia:

Escenario 1: La primera ola de covid-19 en la primavera de 2020 es seguida por una serie de olas repetitivas más pequeñas durante el verano y luego, de manera consistente, durante un período de entre uno y dos años, disminuyendo gradualmente en algún momento de 2021. Dependiendo de la altura de los picos de las olas, se podría requerir la restitución periódica y la posterior relajación de las medidas restrictivas en los próximos uno o dos años.

Escenario 2: La primera ola es seguida por una más grande, en el otoño o invierno de 2020 y por una o más olas subsiguientes más pequeñas en 2021. Este escenario requerirá la restitución de las medidas de mitigación en otoño para intentar reducir la propagación del COVID-19 y evitar que los sistemas de salud se vean abrumados.

Escenario 3: La primera ola es seguida por una “combustión lenta” de transmisión y registro de casos, pero sin un patrón de onda claro. Este tercer escenario, probablemente, no requeriría la restitución de las medidas restrictivas, aunque los casos y las muertes seguirían registrándose.

Ante esto el informe de CIDRAP hace las siguientes recomendaciones:

  1. Los estados, los territorios y las autoridades de salud deben planificar el peor de los casos (Escenario 2), incluida la no disponibilidad de vacunas o la inmunidad colectiva.
  2. Las agencias gubernamentales y las organizaciones de asistencia sanitaria deben desarrollar estrategias para garantizar una protección adecuada para los trabajadores sanitarios cuando la incidencia de la enfermedad aumenta.
  3. Los funcionarios de gobierno deben desarrollar planes concretos, incluidos los desencadenantes para restablecer las medidas de mitigación, para tratar los picos de enfermedad cuando ocurran.
  4. Los mensajes de comunicación de riesgos de los funcionarios de gobierno deben incorporar el concepto de que esta pandemia no terminará pronto y que las personas deben estar preparadas para posibles resurgimientos periódicos de la enfermedad en los próximos 2 años.

El informe concluye señalando que, a medida que la pandemia disminuya, es probable que el coronavirus continúe circulando entre la población humana y “se sincronice con un patrón estacional con una gravedad disminuida con el tiempo”.

Los comentarios están cerrados.