De acuerdo a estimaciones de la Oficina del Censo 41 millones de personas habla español en sus hogares

En Estados Unidos viven cerca de 60 millones de latinos: esta cifra incluye inmigrantes y descendientes de inmigrantes que han llegado desde América Latina.

Para 2060, se estima que Estados Unidos será el segundo país hispanohablante del mundo después de México. Sin embargo, pese a que el español es el segundo idioma más hablado en el país después del inglés, no siempre ha sido bienvenido y en los últimos años se han registrado un creciente número de incidentes contra personas que hablan español en público.

Sin embargo y a pesar de todo, en menos de cuatro décadas, el número de personas que hablan español en casa se ha cuadruplicado de 11,12 millones en 1980 a 41 millones en 2017, según datos del censo. Hay que sumar además otros casi 15,8 millones con competencia limitada en el idioma, de acuerdo a un informe de 2019 del Instituto Cervantes.

Ya en 1980 el español era el segundo idioma más hablado en el país (le seguían el alemán y el francés) y mucho tuvo que ver el boom de inmigrantes provenientes de Latinoamérica.

Estados Unidos pasó de tener una población de 9,1 millones de hispanos o latinos en 1970 a casi 60 millones en 2019, el 18% de la población total, de acuerdo a estimaciones del censo analizadas por el Centro de Investigación Pew.

Hay que mencionar además que la tasa de latinos que solo habla inglés en sus hogares ha aumentado en los últimos años, especialmente entre la población más joven, según indica un informe del Instituto Cervantes. Sin embargo, la mayoría de los latinos nacidos en el país dicen sentirse conectados con el idioma de sus padres y abuelos.

El 85% de los padres y madres latinas se comunican en español con sus hijos, de acuerdo a una encuesta nacional realizada a 1,500 latinos en 2015 por el Centro Pew.

Es de destacar también que después del inglés, el español es el idioma más estudiado en todos los niveles de enseñanza en Estados Unidos. Un total de 7,4 millones de estudiantes de etapas primaria y secundaria recibieron clases de español durante el año escolar 2014-2015, en comparación con 1,3 millones que vieron francés y casi 331,000 que se matricularon en alemán.

No solo hay interés por aprender el idioma, sino que la población estudiantil latina o hispana en todos los niveles ha aumentado de 8,8 millones en 1996 a 17,9 millones en 2016, según información del censo.

Esto quiere decir que los estudiantes de este grupo demográfico constituían alrededor del 23% del total de estudiantes inscriptos en escuelas y universidades en 2016.

Además, casi cuatro millones de niños cuyo idioma nativo es el español ocuparon las aulas de las escuelas públicas en Estados Unidos en el otoño de 2016, de acuerdo a cifras del Centro Nacional de Estadísticas de Educación (NCES). Esa población supera con diferencia a las de niños cuyos idiomas nativos eran árabe (menos de 200,000) y chino (casi 105,000). Estados Unidos está atravesando, además, por un auge en los programas de inmersión doble para formar a niños bilingües. El español es uno de los idiomas más demandados.

Poder de compra con eñe

El poder de compra de los latinos se ha duplicado cada década en Estados Unidos desde 1990, según analiza el Instituto Cervantes en su anuario sobre el estado del español publicado este año.

En 2018, el poder adquisitivo de este grupo se estimaba en 1,5 billones de dólares, lo que constituye el 10,4% del poder adquisitivo total del país, indica el reporte anual de Economía Multicultural presentado en 2018 por el Centro Selig de la Universidad de Georgia.

Según proyecciones del mismo centro, esta capacidad de compra aumentará a 1,9 billones de dólares en 2023. En comparación, en 1990 el poder adquisitivo latino era de solo 213,000 millones de dólares.

Los latinos también han impulsado el aumento de empleo. Entre 2009 y 2013, constituyeron el 43,4% del crecimiento total de puestos de trabajo y fueron los latinos nacidos en el país los que lideraron la mayor parte de ese empuje, de acuerdo a un análisis del Centro de Investigación Pew.

Por todas estas razones, el consumidor latino se ha vuelto el público meta para algunas compañías estadounidenses y una encuesta realizada en 2016 por Facebook constató que, por lo general, los hispanos o latinos prefieren consumir y crear contenidos en español.

Otros dos datos importantes son que, el 60% de los latinos consultados para los que el inglés es su primera lengua dijo que las marcas deberían dirigirse a sus consumidores tanto en inglés como en español y el 62% de los bilingües dijo leer al menos la mitad de los contenidos digitales en español y 69% contestó que veía videos en línea en este idioma.

Comments are closed.