Día del sobregiro de la tierra El 22 de agosto habremos usado todos los recursos naturales que la tierra tiene capacidad de generar en un año

La pandemia de COVID-19 hizo que la huella ecológica de la humanidad se contrajera, demostrando que es posible cambiar los patrones de consumo de recursos en un corto plazo.

El Día del Sobregiro de la Tierra 2020 ocurrirá el 22 de agosto, más de tres semanas después que en el 2019, según Global Footprint Network. La fecha refleja la reducción del 9.3% de la huella ecológica de la humanidad a partir desde el 1° de enero hasta el Día del Sobregiro (en que sobrepasemos los límites anuales) en la Tierra, en comparación con el mismo período del año pasado, lo cual es una consecuencia directa de la cancelación de actividades presenciales no esenciales en todo el mundo. Dos de los principales causantes de la reducción son la Huella de Productos Forestales y la Huella de Carbono, que disminuyeron en un 8.4% y 14.5%, respectivamente.

La repentina reducción de la Huella Ecológica año tras año, sin embargo, está muy lejos de los cambios intencionales que se requieren para lograr, tanto la estabilidad ecológica, como el bienestar de las personas, dos componentes inextricables de la sostenibilidad. Global Footprint Network, una organización internacional de sostenibilidad que ayuda al mundo a vivir dentro de los límites de la Tierra y a responder al cambio climático, visualiza un mundo en el que la humanidad se desarrolla dentro de los límites del presupuesto ecológico de nuestro planeta por planeación en vez de por desastre, con la intención de que todos prosperemos a partir de los recursos finitos de la Tierra.

“La humanidad ha sido unida por la experiencia común de la pandemia y se ha demostrado lo entrelazadas que están nuestras vidas. Al mismo tiempo, no podemos ignorar la profunda desigualdad de nuestras experiencias, ni las tensiones sociales, económicas y políticas que se han visto exacerbadas por este desastre mundial”, dijo la CEO de Global Footprint Network, Laurel Hanscom. “Hacer de la regeneración un elemento central de nuestros esfuerzos de reconstrucción y recuperación tiene el potencial de abordar los desequilibrios, tanto en la sociedad humana, como en nuestra relación con la Tierra”, agregó.

Cada año, el Día del Sobregiro de la Tierra marca la fecha en que la humanidad ha utilizado todos los recursos biológicos que la Tierra puede renovar durante todo el año. La humanidad actualmente usa un 60% más de lo que puede renovarse o tanto como si viviéramos en 1.6 Tierras. Desde el Día del Sobregiro de la Tierra hasta el final del año, la humanidad aumenta el déficit ecológico que ha ido creciendo constantemente a partir de que el mundo cayó en dicho sobregiro a principios de la década de 1970, según las National Footprint and Biocapacity Accounts (Cuentas Nacionales de Huella y Biocapacidad), basadas en los conjuntos de datos de la ONU (15,000 datos puntuales por país por año). Dado que los datos de la ONU sólo se extienden hasta 2016, los resultados mundiales para 2020 se han evaluado utilizando datos complementarios.

Lecciones que muestran el camino a seguir

Con el fin de determinar el impacto de la pandemia de COVID-19 en la Huella de Carbono, el período comprendido entre el 1º de enero y el Día del Sobregiro de la Tierra se dividió en tres segmentos: enero-marzo, para el que la Agencia Internacional de la Energía (AIE) ya ha publicado un análisis de las reducciones de energía y emisiones; abril-mayo, que representa los períodos de encierro más severos y junio-julio del Día del Sobregiro en la Tierra, durante el cual comenzó la flexibilización gradual de las políticas de encierro.

La Huella maderera se ve fuertemente afectada por las previsiones de la demanda que, a su vez, determinan la cosecha forestal. Aunque la construcción ha estado en curso durante la pandemia, la industria forestal predijo una menor demanda en el futuro y, por lo tanto, redujo rápidamente las tasas de cosecha.

El sistema alimentario mundial sufrió alteraciones importantes, como el cierre temporal de los servicios alimentarios y la imposibilidad de que los trabajadores agrícolas migrantes cruzaran las fronteras. De la granja a la mesa el acceso, tanto al mercado como a los alimentos, se ha visto comprometido, aumentando simultáneamente el desperdicio de alimentos y la malnutrición. No obstante, la Huella Alimentaria parece no haber sido afectada por la pandemia de COVID-19.

Este año más que nunca, el Día del Sobregiro de la Tierra ofrece una oportunidad sin precedentes para reflexionar sobre el futuro que queremos crear. Los esfuerzos de la humanidad para responder a COVID-19 han demostrado que es posible cambiar las tendencias de consumo de recursos ecológicos en un corto plazo. A medida que se empiece a salir de la crisis de salud pública y nos centremos en la reconstrucción de nuestras economías y nuestras vidas, es mucho más probable que las estrategias basadas en la seguridad de los recursos biológicos y la prosperidad de un planeta produzcan los resultados positivos que están en la mira de los encargados de adoptar decisiones.

¡A tomar conciencia!

Global Footprint Network considera que ya existen lecciones poderosas de nuestra experiencia colectiva debido a la pandemia mundial:

  • Los gobiernos son capaces de actuar rápidamente, tanto en términos de regulaciones como de gastos, cuando ponen las vidas humanas por encima de todo.
  • La humanidad constituye una entidad biológica y es más fuerte cuando actuamos juntos: Las empresas y los individuos por igual pueden alinearse y colaborar de manera poderosa y efectiva en la búsqueda de un objetivo compartido cuando la gente reconoce que sus propias vidas y las de las personas que aman, pueden estar en riesgo.
  • Las acciones necesarias que se requieren para protegernos a nosotros mismos, a nuestros hogares y a nuestras comunidades también protegen a otros; nuestras decisiones a todos los niveles tienen consecuencias para los que nos rodean.

A estas alturas, hemos sido testigos de lo que es posible cuando la humanidad se une para buscar un resultado compartido. ¿Qué resultado compartido podría ser más importante que el éxito a largo plazo en nuestro planeta finito?

La destrucción de la naturaleza se está dando a una velocidad nunca antes vista y nuestra necesidad de más alimentos y energía son los principales impulsores. Un millón de especies animales y vegetales están ahora en peligro de extinción.

Sin embargo podemos revertir esta tendencia. Si retrocedemos la fecha del Día del Sobregiro de la Tierra 5 días cada año, la humanidad alcanzará la compatibilidad con un planeta antes de 2050. Global Footprint Network destaca las oportunidades de acción que están disponibles y evalúa su impacto para mover la fecha del Día del Sobregiro de la Tierra. Por ejemplo, sustituir el 50% del consumo de carne por una dieta vegetariana retrasaría la fecha del Día del Sobregiro en 15 días (incluyendo 10 días para la reducción de las emisiones de metano del ganado solamente), reducir el componente de carbono de la Huella Ecológica global en un 50% retrasaría la fecha del Día del Sobregiro en 93 días. El Día del Sobregiro de la Tierra es, quizás, el llamado de atención más poderoso sobre cómo los humanos han tratado a su único hogar e indica que si bien la Tierra siempre ha sufrido las acciones de las personas a lo largo de la historia, en los últimos 50 años, estos rasguños se han convertido en profundas cicatrices. Cuidemos el planeta y seamos responsables de nuestro único hogar… ¡A tomar conciencia!

Los comentarios están cerrados.