El Departamento de Seguridad Nacional compartirá los datos de ciudadanía con el Censo

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) compartirá, con la Oficina del Censo, los datos de ciudadanía de todos los inmigrantes para el conteo 2020, a fin determinar el número de extranjeros legales e indocumentados que viven en Estados Unidos.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) compartirá con la Oficina del Censo, que depende del Departamento de Comercio (DOC), los datos del conteo 2020, a fin determinar el número de extranjeros legales e indocumentados que viven en Estados Unidos.

El censo es el evento más importante para contar la población en el país. También conocido como censo decenal, es el formulario que cada 10 años determina el número de habitantes y viviendas de todo el país. Además, de los resultados del censo depende la distribución equitativa de más de 675,000 millones de dólares en fondos federales para escuelas, hospitales, carreteras y obras públicas en todo el país, así como la redefinición de los escaños en el Congreso. Según los expertos, un conteo que no registre a los inmigrantes también afectaría el financiamiento federal para los programas dirigidos a la pobreza y la atención médica, para el transporte, la planeación escolar e incluso las inversiones del sector privado.

El Departamento de Seguridad Nacional ha acordado compartir información de ciudadanía con la Oficina del Censo como parte de la orden del presidente Donald Trump de recopilar datos sobre quién es ciudadano, después del rechazo de la Corte Suprema de una pregunta de ciudadanía en el Formulario del censo 2020.

La orden está siendo impugnada en un tribunal federal pero mientras tanto, el Departamento de Seguridad Nacional anunció el acuerdo hace días atras en un informe. DHS señaló que la agencia compartiría registros administrativos para ayudar a la Oficina del Censo a determinar la cantidad de ciudadanos y no ciudadanos en Estados Unidos, así como la cantidad de inmigrantes ilegales. La información que se compartirá incluye datos de identificación personal, según el documento de Seguridad Nacional.

La Constitución de Estados Unidos establece que cada persona en el país debe ser contada cada 10 años. Se considera un deber y su participación es exigida en el Artículo I, Sección 2 de la Constitución. El primer censo se realizó en 1790. El censo 2020 será el vigésimo cuarto en la historia del país.

Comments are closed.