El Gobernador de Illinois emitió proclamación estatal de desastre por tormentas significativas en los condados de Cook y Lake

El Gobernador de Illinois, JB Pritzker, emitió una proclamación estatal de desastre luego de los daños que provocaran tormentas significativas en los condados de Cook y Lake.

El gobernador, JB Pritzker, emitió una proclamación estatal de desastre para los condados de Cook y Lake, con la finalidad de ayudar a las comunidades a recuperarse de la tormenta invernal del 10 de enero, que causó daños sustanciales a lo largo de más de 30 millas de la costa del lago Michigan. La declaración es el primer paso para permitir que los municipios soliciten fondos federales, a medida que responden y se recuperan de los efectos de las tormentas e inundaciones severas.

“Tras otro desastre devastador, he ordenado a todas las agencias estatales que ayuden a las comunidades locales a recuperarse y reconstruirse”, dijo el gobernador JB Pritzker. “Esta tormenta reciente trajo olas de 23 pies sobre las zonas costeras de la ciudad de Chicago. La infraestructura crítica fue destruida, impactando carreteras, vecindarios residenciales y áreas recreativas. Los funcionarios estatales están trabajando mano a mano con los gobiernos locales para encontrar alivio a corto plazo y soluciones permanentes para preservar este recurso natural y la viabilidad económica de nuestro icónico litoral”, agregó.

“Uno de los activos más fuertes de Chicago es nuestra orilla del lago y, debido a la severidad de las tormentas recientes, hemos presenciado daños irreparables en nuestras playas e infraestructura frente al lago”, explicó a su vez la Alcaldesa de Chicago, Lori E. Lightfoot”. “Si bien la Ciudad ha trabajado mucho en los últimos meses para responder al daño y asegurar la infraestructura y las playas a lo largo de nuestro lago, está claro que este es un desafío que no podemos resolver solos. Para responder a los desafíos inmediatos que enfrenta nuestra ribera, como lo puso de relieve la tormenta del 10 al 11 de enero, hemos declarado el estado de desastre para garantizar que Chicago reciba los apoyos necesarios para abordar el alcance de este problema a largo plazo. Seguimos comprometidos a trabajar con todas las partes interesadas a nivel estatal y federal para proteger y preservar esta pieza vital del paisaje de Chicago”, añadió.

Mientras tanto, la Presidenta de la Junta del Condado de Cook, Toni Preckwinkle, señaló que  “los efectos devastadores del cambio climático está arrasando nuestra costa del lago Michigan. Esta declaración es fundamental para nuestra capacidad de acceder a fondos para mitigar el daño que están sufriendo nuestra costa y nuestras comunidades”, agregó.

Se está solicitando tiempo adicional

La tormenta del 10 de enero que azotó el condado de Cook y Lake trajo lluvia, nieve, hielo y vientos de más de 50 millas por hora. Las inundaciones significativas resultaron en el cierre de varias vías principales en la Ciudad de Chicago y retrasaron miles de vuelos en el Aeropuerto Internacional O’Hare.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) estima que los niveles del lago Michigan permanecerán altos durante los próximos meses. Las tormentas futuras, que producen olas altas y vientos fuertes, podrían afectar aún más la erosión de la costa. Se exhorta a los automovilistas y peatones a tener precaución en las áreas afectadas, permitirse un tiempo de viaje adicional y cumplir con todos los avisos de cierre y desvío.

El gobernador Pritzker también está solicitando tiempo adicional de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) para recopilar, validar y documentar la información necesaria para respaldar una declaración federal de desastre. Este proceso incluirá una evaluación preliminar conjunta de daños de las áreas afectadas. A esta evaluación dirigida localmente asisten representantes de FEMA, la Agencia de Manejo de Emergencias de Illinois (IEMA) y la Administración de Pequeños Negocios de Estados Unidos. La información reunida en esta evaluación conjunta es una pieza clave de documentación en el proceso de declaración de desastre federal.

La Ciudad de Chicago está trabajando para remediar el daño de la tormenta de enero. Las inundaciones causadas por esta tormenta resultaron en cierres totales y parciales de caminos y senderos cerca de la orilla del lago y daños sustanciales a las playas y áreas recreativas a lo largo de la costa. El personal de la ciudad trabajará en estrecha colaboración con el gobierno del estado para recopilar, validar y documentar la información necesaria para respaldar una declaración federal de desastre mayor.

Los comentarios están cerrados.