El Gobernador Pritzker firmó una orden ejecutiva para combatir la crisis de opioides y reducir las disparidades raciales

El estado dedica 4.1 millones de dólares para expandir los esfuerzos de recuperación y prevención.

Sobre la base del compromiso del estado para abordar la crisis de opioides, el Gobernador de Illinois, JB Pritzker, firmó la Orden Ejecutiva 2020-02 para abordar mejor las disparidades raciales en la respuesta a la crisis de opioides mediante el establecimiento del Comité Directivo de Prevención y Recuperación de Sobredosis de Opioides. Illinois también está dedicando 4.1 millones de dólares para expandir los servicios de recuperación y prevención para personas con trastorno por uso de opioides en todos los rincones del estado.

Este año, Illinois vio la primera disminución en cinco años en las muertes por sobredosis de opioides. A pesar de esta disminución, las muertes por sobredosis de opioides entre los residentes blancos en Illinois disminuyeron un 7% en 2018, mientras que las muertes entre los afroamericanos aumentaron un 9,1% y las muertes entre los latinos aumentaron un 4,3%.

“Esta orden ejecutiva comienza un esfuerzo para lograr la equidad social a medida que trabajamos para poner fin a la crisis de opioides en Illinois”, dijo el gobernador JB Pritzker. “Coordinaremos enfoques innovadores basados en la evidencia en asociación con organizaciones de reducción de daños, estableceremos sistemas locales de atención en comunidades afectadas de manera desproporcionada y crearemos un plan integral en todo el estado. Estoy igualmente orgulloso de anunciar que mi administración está aumentando nuestra inversión estatal en esta lucha en más de 4 millones de dólares en este año fiscal. Illinois ha dado grandes pasos para responder a la crisis de opioides que ha barrido a la nación, pero nuestro trabajo no se hará hasta que todos nuestros residentes tengan la oportunidad de vivir sus vidas más gratificantes”.

La Oficina del Gobernador, junto con el Consejo Asesor de Respuesta a la Crisis de Opioides del estado, creará un Comité de Equidad Social de Opioides para hacer recomendaciones de políticas sobre cómo abordar las disparidades sociales y raciales en la respuesta a la crisis de opioides. También establecerán sistemas locales de consejos de atención, orientados a la recuperación, en comunidades que se han visto desproporcionadamente afectadas por la crisis, para alcanzar y comprometer a las personas en todas las etapas de recuperación.

Estrategias de reducción de daños

La Orden Ejecutiva también se centra en las estrategias de reducción de daños que promueven el uso más seguro de los opioides para salvar vidas. Estas estrategias ayudarán a reducir tanto los riesgos de infección por VIH, VHC y hepatitis A, así como sobredosis fatales. Esto incluye sitios de consumo supervisados, donde las personas con trastorno por opioides estén bajo la supervisión de personal capacitado con el objetivo de garantizar la seguridad tanto del individuo como del público en general.

El año pasado, el gobernador Pritzker firmó la Ley de Prevención de Sobredosis y Reducción de Daños (PA101-0356), que se enfoca en la reducción de daños y permite el establecimiento y operación de un programa de acceso a agujas y jeringas hipodérmicas o programas de servicios de jeringas, para ayudar a prevenir la propagación de infecciones y enfermedades. Se invertirán 500,000 dólares adicionales en los programas de servicios de jeringas.

Salvar vidas mediante un uso más seguro es un componente importante de la estrategia general del estado, pero el objetivo final es conectar a las personas con el tratamiento que necesitan para recuperarse por completo. La administración invertirá 550,000 dólares para alentar a los médicos a recetar tratamiento asistido con medicamentos (MAT) para personas con trastorno por uso de opioides. Se invertirán otros 2.75 millones de dólares en prevención de sobredosis. Esto incluye inversiones en el Programa de Monitoreo de Medicamentos Recetados para asegurar que los primeros auxiliadores y los proveedores de tratamiento puedan responder en tiempo real cuando hay un aumento en las sobredosis en una comunidad. Esta respuesta incluirá capacitación sobre prevención de sobredosis, mensajes de conciencia pública local y la compra de 50,000 dosis de naloxona para poner directamente en manos de los residentes de la comunidad.

Para aumentar la transparencia y la accesibilidad de los recursos, el estado también creará un repositorio integral en línea que simplifica y pone a disposición todos los recursos de prevención, tratamiento y recuperación del trastorno por uso de opioides.

Los comentarios están cerrados.