Emprendedores Latinos y Latinas

La Universidad de Stanford, ubicada en California, en colaboración con el Latino Business Action Network estableció una iniciativa dedicada al estudio y análisis de los emprendedores en la comunidad latina en Estados Unidos. Esta inversión de recursos por medio de una de las mejores universidades del mundo entero es muy significante. En 2018, según los estudios de esta iniciativa en Stanford, había 5,000 negocios en EEUU encabezados por latinos y latinas. Aún más interesante es que la cantidad de negocios comenzados por emprendedores anglosajones bajó mientras la cantidad de negocios con emprendedores latinos aumentó 46 por ciento entre 2007 al 2012.

Este grupo de emprendedores latinos incluyen negociantes que ganan $14,000 o más al año. Un emprendedor no tiene que ser tan rico como Carlos Slim o Salma Hayek. ¿Quién es el dueño del supermercado que prefiere? ¿Quién es el dueño de su taquería preferida? ¿Quién es su agente de seguros?

¿Por qué hablar de esto hoy? Le tengo tanta fe y admiración a nuestra comunidad latina que les ofrezco información porque sé que conocen a alguien que tiene ganas de tener su propio negocio. A veces necesitamos un poco de  asesoramiento para lanzar nuestro proyecto, de cualquier tamaño. Muchas empresas reconocen la manera excelente de trabajar de nuestra comunidad latina. Y también se ve el empeño de sobresalir a través del sacrificio y enfoque.

Lanzar un negocio no requiere sacrificar todo para poder sacar adelante su visión. Poco a poco puede informarse hablando con personas que tienen su propio negocio, alguien en su banco o también en un community college donde se encuentran centros dedicados a “Small Business Development”.

En la revista digital, www.inc.com, apuntan 5 mitos que existen sobre el tema de ser emprendedor o dueño de su propio negocio. Estos mitos a veces nos detienen en tomar un paso adelante porque parecen ser verdad, pero no lo son.

Mito #1. Uno nace siendo emprendedor; ya viene en la sangre. Falso. La cualidad más importante para ser emprendedor es disciplina. Lo demás va y viene, pero tener la persistencia para seguir adelante es sumamente importante.

Mito #2. Es necesario tener mucho dinero para poder abrir un negocio. Falso. Muchísimos negocios comienzan con $1,000 o menos.

Mito #3. Es necesario tener un plan de negocios súper-sofisticado. Falso. Eventualmente los inversionistas van a querer algo en escrito, pero a veces probando el mercado con su idea puede ser el comienzo.

Mito #4. Alguien que quiere su propio negocio lo hace solo para ganar dinero. Falso. Muchos emprendedores anhelan la independencia.

Mito #5. Sólo jóvenes son propensos a poner su propio negocio. Falso. Personas de cualquier edad logran poner su propio negocio.

Mi motivo con presentar este tema hoy es para reconocer que el talento en nuestra comunidad latina es diverso y amplio. Sí gustan investigar o aprender más sobre esto, les recomiendo el sitio de internet de la universidad Stanford, donde tienen en español un reporte muy comprensivo sobre el tema de emprendimiento. También les recomiendo googlear “Illinois Small Business Development Center” para más información. ¡Adelante siempre!

Los comentarios están cerrados.