En Chicago Llegan a siete las instalaciones de pruebas COVID-19 administradas por la ciudad

La alcaldesa de Chicago, Lori E. Lightfoot, junto a los co-fundadores de Community Organized Relief Effort (CORE) actualizaron la información sobre las instalaciones de pruebas de COVID- 19 en la ciudad.

La alcaldesa de Chicago, Lori E. Lightfoot, junto a los co-fundadores de Community Organized Relief Effort (CORE), Sean Penn y Ann Lee, proporcionaron una actualización sobre las instalaciones de prueba COVID-19 de la Ciudad, que están ubicados estratégicamente en Chicago, dirigidas a los vecindarios más necesitados. La Ciudad anunció una asociación con CORE y Curative la semana pasada para poner en pie seis sitios de prueba administrados por la Ciudad en Chicago en un esfuerzo por aumentar las pruebas durante las próximas semanas y comprender mejor la disposición de Chicago para reabrir bajo su marco de cinco fases ‘Protegiendo Chicago’.

“Estos nuevos sitios sirven como la piedra angular de nuestro esfuerzo para expandir drásticamente las pruebas COVID-19 en Chicago durante el resto del mes, con un enfoque especial en nuestras comunidades de color, que han sido desproporcionadamente afectadas por esta enfermedad”, dijo la alcaldesa Lightfoot. “Con el increíble apoyo de nuestros socios en CORE y Curative, toda nuestra ciudad también podrá acercarse mucho más a la Fase Tres de nuestro plan de reapertura que nos permitirá aliviar de manera segura las restricciones en muchas empresas, respaldar nuestra recuperación de esta crisis y lograr que Chicago vuelva a encaminarse”, agregó.

Apertura de los sitios se realiza en forma progresiva

En asociación con el equipo de Respuesta Rápida de Equidad Racial y organizaciones comunitarias, la Ciudad ya ha abierto y comenzó a operar dos sitios de prueba en comunidades que han experimentado un impacto desproporcionado por el COVID-19. Los primeros dos sitios fueron María Saucedo Scholastic Academy, que abrió el miércoles 13 de Mayo en el vecindario de La Villita y Dr. Jorge Prieto Math and Science Academy, que abrió el viernes 15 de Mayo en el vecindario de Belmont Cragin. Juntos, estos dos sitios están evaluando residentes sintomáticos en las comunidades circundantes y han llevado a cabo colectivamente más de 800 pruebas en menos de una semana que estuvieron abiertos.

En el futuro, la Ciudad abrirá cuatro sitios adicionales. Uno de los cuales estará ubicado en el estacionamiento en Guaranteed Rate Field. A diferencia de los otros, este sitio evaluará a personas asintomáticas, centrándose específicamente en los trabajadores de primera línea que luchan contra la pandemia de COVID-19, incluidos los socorristas y los trabajadores de la salud. Los sitios restantes tendrán lanzamientos escalonados durante las próximas semanas.

CORE aporta su experiencia en pruebas a Chicago después de administrar casi 200,000 pruebas gratuitas en 19 sitios en California, Georgia, Carolina del Norte, Michigan y la Nación Navajo. Con un equipo de 150 empleados y 450 voluntarios, CORE se enfoca en expandir las pruebas COVID-19 gratuitas a las comunidades vulnerables y desatendidas, incluidos los grupos de bajos ingresos y las comunidades de color, así como los socorristas y los trabajadores esenciales.

“Nos sentimos honrados de trabajar junto a socios colaboradores y capaces como la Alcaldesa Lightfoot y la Coalición Rainbow para ofrecer pruebas gratuitas a Chicago, particularmente para las comunidades que se ven desproporcionadamente afectadas por la pandemia”, dijo Sean Penn, cofundador de CORE.

Aumentar drásticamente la capacidad de pruebas es fundamental

Los funcionarios de la Ciudad y los cofundadores de CORE se unieron, además, al reconocido chef José Andrés, fundador de World Central Kitchen (WCK), una organización sin fines de lucro que proporcionará comidas frescas a los trabajadores médicos y equipos que trabajan en los sitios de prueba. WCK ya ha distribuido 75,000 comidas frescas a los habitantes de Chicago que lo necesitan y a los trabajadores de primera línea en hospitales, sitios de prueba, centros para adultos mayores y otros sitios de la comunidad. La mayoría de las comidas provienen de restaurantes locales que estimulan simultáneamente la economía de la ciudad al tiempo que proporcionan alivio.

Aumentar drásticamente la capacidad de pruebas es fundamental, ya que Chicago busca pasar a la siguiente fase de su plan de reapertura. La ciudad debe cumplir con los puntos de referencia críticos en términos de la cantidad de personas que se someten a pruebas y también dependerá de los datos de estos sitios para comprender mejor la propagación del virus COVID-19. Todos los resultados de las pruebas de estos sitios se informarán al Departamento de Salud Pública de Chicago, de acuerdo con una orden de salud emitida en Marzo para ayudar a determinar las áreas donde COVID-19 es más frecuente y ayudar a determinar cómo asignar los recursos de manera más efectiva.

Se alienta a los residentes sintomáticos y a los trabajadores de primera línea asintomáticos que deseen hacerse la prueba de COVID-19 a preinscribirse en línea en: chicago.curativeinc.com/welcome.  Para obtener más información sobre la respuesta de la Ciudad al COVID-19, envíe el texto COVID19 al 78015, un correo electrónico a: coronavirus@chicago.gov o visite: Chicago.gov/coronavirus.

Los comentarios están cerrados.