En el Valle de la Muerte en California se registró una temperatura récord de 54.4°C

El valle de la Muerte, en California, registró el domingo la temperatura más alta desde que hay estadísticas sobre meteorología, llegando a 54,4 °C.

El termómetro en el parque nacional Death Valley llegó a un nuevo record en medio de una ola de calor en toda la región, cuando el domingo pasado registró una temperatura de 54.4°C a la sombra, la tercera más alta en la historia del planeta.

Esta temperatura, que será verificada por un comité de expertos, se registró a las 14:41 en un medidor automático que está a la sombra y a casi dos metros de altura en Furnace Creek.

“Si se verifica, será la temperatura más elevada registrada oficialmente desde julio de 1913, también en el Valle de la Muerte”, según la oficina de Las Vegas del servicio meteorológico de Estados Unidos. El 10 de julio de 1913, una estación meteorológica en la misma región registró el récord absoluto de temperatura con 56,7°C, aunque este dato ha sido impugnado por expertos ya que consideran que fue erróneo. Antes del registro del domingo pasado, la mayor temperatura de la que se tiene un dato confiable era de 54°C, también en el valle de la Muerte, en el año 2013.

El Parque Nacional del Valle de la Muerte está localizado al este de Sierra Nevada, en el estado de California, aunque también se extiende en una pequeña parte en el estado de Nevada. Ocupa una superficie de 13,518 km² que incluyen el Valle Salino, casi la totalidad del Valle de la Muerte, una parte importante del valle Panamint, así como diversas cordilleras.

Se trata de un parque situado en una zona árida que contiene uno de los mayores relieves desérticos de la zona continental de los Estados Unidos. Posee un clima desértico (menos de 150 mm de lluvia al año). La aridez de la zona se explica por la situación de esta región. La barrera que forman las montañas de las sierras bloquea las precipitaciones que llegan del oeste. Las nubes vierten toda la lluvia sobre las cimas y el aire se vuelve muy seco al pasar al otro lado, en dirección este. Este efecto Foehn provoca que el calor en el valle sea muy elevado y es uno de los lugares más calurosos de la Tierra.

Otra estadística complementaria, que dio a conocer en este caso la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), señala que Julio de 2020 ha empatado como el segundo julio más caluroso registrado en el mundo. Además, el hemisferio norte experimentó su julio más caluroso, superando su récord anterior establecido en 2019.

La temperatura global de julio de 2020 fue de 62,06 grados F (16,72 grados C), 1,66 grados F (0,92 grados C) por encima del promedio del siglo XX, empatando con 2016 como el segundo mes de julio más caluroso registrado. El mes pasado estuvo a solo 0.02 de un grado F (0.01 de un grado C) de empatar el récord de julio de 2019.

Los comentarios están cerrados.