En La Tequileria… Evento de presentación y cata de Raicilla, producto tradicional de Jalisco

Días atrás en La Tequileria de Melrose Park Álvaro Fernández Labastida, del Consejo Promotor de la Raicilla y empresario, realizó una presentación y cata de Raicilla, un producto tradicional de Jalisco cuyo origen se remonta hasta el 1600.

La raicilla, que acaba de obtener la  Declaración General de Protección de la Denominación de Origen, es un líquido de aroma y sabor derivado de la especie de maguey empleado y del proceso de elaboración, diversificando sus cualidades por el tipo de suelo, topografía, clima, agua, productor, graduación alcohólica, levaduras, entre otros factores que definen el carácter y las sensaciones organolépticas producidas por cada Raicilla.

Existen dos tipos de Raicilla que por la región geográfica y los agaves que se utilizan para su producción tienen sabores diferentes, éstos son: la Raicilla de la Costa que es aquella que está elaborada con los ‘Agaves Angustifolia Haw y Rhodacantha’. Y la Raicilla de la Sierra que es la que es elaborada con los ‘Agaves Maximiliana Baker, Inaequidens Koch y Valenciana’.

Para conocer todo acerca de la Raicilla, platicamos con Álvaro Fernández Labastida que vino a Illinois de parte del Consejo Promotor de la Raicilla a presentar este producto tradicional de Jalisco.

Fernández dijo al respecto que, “vengo de parte del Consejo Mexicano Promotor de la Raicilla y también tengo una marca yo en México y estamos acá para explicar que es la Raicilla”.

“La Raicilla es una bebida de producción muy baja, que el pasado 30 de junio obtuvo la denominación de origen. La Raicilla es un mezcal que desde el 1600 se llama así porque en la época de la colonia los españoles prohibieron la destilación de mezcales para que se consumieran los destilados ibéricos. En ese momento, en la zona donde hoy en día es la denominación de origen se le cambia el nombre a la bebida a Raicilla para burlar la nueva regla”, agregó.

“Una pequeña porción empieza a exportarse”

Más adelante Fernández explicó que “esta raicilla se produce con 5 especies de agave que se dan en la zona de sus 16 municipios, que están entre el municipio de Mixtlan y el de Puerto Vallarta. Son 16 municipios, una tercera parte del estado. Hoy en día la producción es pequeña se elabora no más de 180 mil litros al año y casi la mayoría del consumo es muy regional porque es un producto muy usado en la zona para todos los festejos”.

“Una pequeña porción empieza a exportarse en los últimos años, tanto a Europa como a Estados Unidos, pero muy poquitas marcas. Estamos hablando de unos 20 mil o 30 mil litros que se exportan porque está muy arraigado el consumo del producto en la misma zona que se produce”, añadió.

Posteriormente Fernández señaló que “la producción que se puede consumir hoy en día es verdaderamente orgánica. La mayoría de las plantas son silvestres, se encuentran en la sierra o en la costa, aunque ya hay quienes empiezan a reproducir la planta aun así es muy natural, no ha habido una selección genética”.

“Una de las características muy importante para elaborar la Raicilla de la sierra es una planta que se llama Maximiliana. Su reproducción no es por hijuelos sino que es por semilla. Entonces se necesita que algunas plantas enquioten, florezcan y ahí la polinización da esa identificación a cada una de estas semillas y luego se germina. Hoy en día tenemos algunos viveros que han empezado a reproducir esta semilla porque hasta hace unos años era reproducción natural”, explicó.

“La Raicilla, al igual que el tequila, nació siendo un mezcal”

La Raicilla es un producto muy artesanal y Fernández indicó que “el  Consejo Mexicano Promotor de la Raicilla tiene cerca de 93 asociados de 170 productores y se está en el trabajo de asociar a todos los demás para hacer una asociación muy completa. Tenemos la idea de darle una muy buena profesionalización a la gente y de ayudar que su producto llegue a otros países, para que lógicamente crezca toda la industria y la región”.

“La Raicilla, al igual que el tequila, nació siendo un mezcal y ahora obtuvo su denominación de origen. La Raicilla es un mezcal que se sigue produciendo como hace muchísimos años, porque es una industria que se regionalizó mucho porque se quedó en la zona. Hoy en día vas y visitas las tabernas y son como aquellas de antaño, donde van a encontrar un producto con unas características y unos matices artesanales”, agregó.

Fernández explicó también que la Raicilla “es un producto con muchos aromas. El mundo se ha acostumbrado a lo industrializado, entonces para poder llegar a los volúmenes que se consumen se industrializan mucho los productos. Entonces, a veces, al encontrar un producto muy artesanal le cuesta trabajo a la gente asimilarlo porque está acostumbrado mucho a los aromas, a los sabores y a los colores industriales. Yo le diría a la gente que prueben y vean que es un destilado muy natural. Muy a lo antaño, eso es lo que van a poder disfrutar”.

Finalmente Fernández dijo que su visita a Estados unidos “ha sido muy buena, la gente está muy abierta a conocer nuevos productos, a probar nuevos destilados y están muy ávidos a querer probar licores de bajas producciones”.

“Yo los invito a todos que prueben la Raicilla. Hoy en día no hay muchas marcas en Estados Unidos, la producción como dije es muy baja, entonces si tienen la oportunidad de encontrar el producto pruébenla, les va a encantar”, concluyó.

Comments are closed.