En mayo la tasa de desocupación cayó a 13,3% en Estados Unidos

El Departamento de Trabajo informó que luego de la caída de 20,7 millones de trabajos en abril, lo que llevó a la suba del desempleo a un histórico 14,7% debido al COVID-19, el mercado laboral tuvo una reactivación en mayo.

Estados Unidos recuperó en mayo 2,5 millones de trabajos gracias al relajamiento de las medidas de distanciamiento social impuestas para disminuir la propagación del COVID-19. La tasa de desempleo, que llegó a estar en un 14,7%, logró bajar al 13,3% según informó el Departamento de Trabajo.

El resultado superó las expectativas de los economistas, que esperaban una pérdida de más de ocho millones de puestos de trabajo y una tasa de desempleo de, al menos, el 20 por ciento. De todos modos, las autoridades dijeron que la tasa era probablemente tres puntos más alta debido a errores en la forma en que los trabajadores describían su situación laboral.

Los datos expuestos muestran que la economía de Estados Unidos se está alejando lentamente del abismo a medida que los estados distienden las restricciones y las empresas vuelven a trabajar.  “Estas mejoras en el mercado laboral reflejaron una reanudación limitada de la actividad económica que se había restringido en marzo y abril debido a la pandemia del coronavirus y a los esfuerzos para contenerla”, sostuvo el Departamento de Trabajo en un comunicado.

Estos datos demuestran que el colapso del mercado laboral provocado por el coronavirus parece haber tocado fondo. El número de personas que solicitan beneficios de desempleo ha disminuido durante nueve semanas consecutivas y el número total de personas que reciben dicha ayuda se ha estabilizado.

A medida que los restaurantes, cines, gimnasios, peluquerías y otros establecimientos minoristas vuelvan a abrir gradualmente, los recortes de personal se ralentizarán y los empleadores llamarán de nuevo a algunos de sus trabajadores que habían sido puestos en el seguro de desempleo. Según las cifras reveladas, negocios de diferentes rubros están reportando señales de progreso incluso en industrias muy afectadas.  Sin embargo los economistas dicen que el ritmo de contratación se retrasará debido a que una severa recesión y el alto desempleo dominante frenan el gasto de los consumidores, que es el principal motor de la economía.

Incluso con la sorprendente ganancia alcanzada en mayo, puede tomar meses para que todos los que perdieron sus trabajos en abril y marzo encuentren ocupación nuevamente o vuelvan a sus empleos anteriores. Algunos economistas pronostican que la tasa de desempleo podría mantenerse en dos cifras, incluso hasta el año que viene.

Por otro lado, los recortes de empleo en general han aumentado las disparidades económicas que han perjudicado desproporcionadamente a las minorías y a los trabajadores de menor nivel educativo. Aunque la tasa de desempleo para los estadounidenses blancos fue del 12,4% en mayo, para los hispanos en realidad fue del 17,6% y del 16,8% para los afroamericanos.

Los comentarios están cerrados.