Escuchemos el toque de corneta

¿Cierto o falso? Desde hace mucho tiempo sabemos que somos un pueblo de trabajadores esenciales. Cierto. Entramos a tiendas, restaurantes o cualquier comercio y nos saludamos con una mirada y movemos la cabeza en deferencia porque reconocemos a nuestro hermano o hermana echándole ganas a su labor. Pero, ¿en cuáles industrias nos encontramos?

La organización nacional UNIDOS ofrece estas estadísticas en su página web: en EEUA, el 17.6% de la fuerza laboral es de origen hispano. Con una población total de aproximadamente 330 millones de personas, casi 60 millones de trabajadores en el país son de origen latino. Esta cantidad incluye todo tipo de trabajador, por ejemplo, médico, maestro(a), enfermera(o), agricultor, obrero(a), etcétera. Pero, la realidad es que ocupamos trabajos en la clase obrera porque aun no avanzamos en la educación.

Les ofrezco más estadísticas de UNIDOS.org: el 54% de agricultores son de origen hispano; 38.8% de los que empacan comida y carne son de origen hispano; 29% de ayudantes en oficina de médicos es de origen hispano; 21.9% de los que recogen basura es de origen hispano; 20.5% de trabajadores en los supermercados es de origen hispano; 18.8% de trabajadores del transporte, correo y electricidad es de origen hispano; 15% de la fuerza policial y de la fuerza de bomberos es de origen hispano y, el 14.1% de trabajadores en farmacias, son de origen hispano.

Bueno, ¿por qué hablar del toque de corneta? Porque, queramos o no, somos una parte esencial para dominar el virus Covid-19. Estamos expuestos al virus Covid-19 de una forma extraordinaria por el contacto que tenemos con otras personas a través de nuestro trabajo. Éste es el toque de corneta: tomen en cuenta su salud y atiéndanse en cuanto tengan algún síntoma. Nuestro ADN incluye una dedicación y entrega total al trabajo y con la salud después.

El gobernador del estado de Illinois, la alcaldesa de Chicago y otras autoridades federales, estatales y locales, quieren que vayamos a una clínica de Covid-19 al momento de sentir síntomas del virus: tos, dificultad para respirar (sentir que le falta el aire), fiebre, escalofríos, dolor muscular, dolor de garganta o pérdida reciente del olfato o el gusto (www.cdc.gov).

Me imagino algunas respuestas: “Ojos que no ven, corazón que no siente” “Tengo miedo, no me vaya meter en problemas” “¿Pa’qué? Total, si me toca, me toca.”

Una característica muy importante del manejo de asuntos en EEUA es ver e identificar la situación. Si no nos reportamos, si no comunicamos, no nos toman en cuenta. Escuchemos el toque de la corneta con fe y sigamos siendo un pueblo esencial a través de los pasos que tomamos para dominar este virus.

Es cierto que se nos reconoce lo esencial que somos para trabajar en el campo, supermercados, farmacias, pero somos esenciales también para reducir la propagación del virus Covid-19. Aquí les ofrezco donde encontrar la lista de clínicas que ofrecen exámenes del Covid-19 en Illinois: https://dph.illinois.gov/covid19/covid-19-testing-sites.

Y, ya saben, para los que podemos votar, ya vendrá el mes de noviembre cuando afirmemos lo esencial que somos votando y participando en el proceso electoral. ¡Adelante!

 

 

Comments are closed.