Estados unidos no dará nueva ayuda a el salvador, honduras y Guatemala hasta no ver “medidas concretas” para reducir la inmigración

El Gobierno afirmó esta semana que no ofrecerá fondos nuevos hasta comprobar que las autoridades de Guatemala, Honduras y El Salvador toman medidas concretas para reducir la inmigración ilegal, aunque continuará la asistencia para determinados programas.

Estados Unidos alivió los recortes que anunció, de cientos de millones de dólares en ayuda a El Salvador, Honduras y Guatemala, pero dijo que no dará nuevos apoyos hasta que reduzcan la cantidad de migrantes que llegan a las fronteras de Estados Unidos.

El Departamento de Estado informó que permitirá que aproximadamente 400 millones, de los más de 700 millones suspendidos inicialmente, se gasten en proyectos que fueron aprobados en 2017 y 2018. Esa ayuda económica será destinada a programas de salud, educación y alivio de la pobreza, así como a los esfuerzos contra la delincuencia, que muchos creen que influyen positivamente para reducir las salidas de migrantes desde los tres países.

“Continuarán los programas previstos dentro de las prioridades del Departamento de Seguridad Nacional y Justicia para ayudar a estos países a tomar acciones para proteger la frontera de EE.UU. y frenar el crimen organizado transnacional”, indicó Morgan Ortagus, portavoz del Departamento de Estado.

Ortagus señaló además que no se ofrecerán “nuevos fondos hasta que haya satisfacción con las medidas concretas de estos países para reducir el número de inmigrantes ilegales que se dirigen a Estados Unidos”. “Esto concuerda con la dirección del presidente y con el reconocimiento de que es crítico que haya suficiente voluntad política en estos países para encarar el problema en su origen”, agregó.

Estados Unidos es el país con mayor número inmigrantes del mundo

Estados Unidos es el país que tiene más inmigrantes en el mundo entero y entre sus 44.4 millones de personas nacidas en el exterior cuenta con extranjeros de casi todas las nacionalidades, según un informe divulgado por el Centro de Investigaciones Pew.

La población inmigrante ha estado creciendo sustancialmente desde 1965 y se ha cuadruplicado desde entonces, con la llegada a 44.4 millones de personas en 2017, casi el 25% de todos los migrantes en el mundo.

“Los inmigrantes representan ahora el 13.6% de la población estadounidense, casi el triple de la proporción que había en 1979”, indicó el informe. “Aún así, la proporción de inmigrantes sigue estando por debajo del máximo de 14.8% alcanzado en 1890, cuando había en el país 9.2 millones de inmigrantes”.

La mayoría de estos inmigrantes se encuentra en Estados Unidos de manera legal y en 2017 el 45% de ellos había adquirido la ciudadanía estadounidense.

Los comentarios están cerrados.