Estudio demuestra que las detenciones fronterizas, arrestos y deportaciones han cambiado en el último tiempo

El Centro de Investigación Pew ha divulgado un estudio que marca como las detenciones fronterizas, arrestos y deportaciones han cambiado en el último tiempo.

El informe del Centro de Investigación Pew se basa en tres puntos claves: los arrestos fronterizos, los arrestos interiores y las deportaciones, basados en las últimas estadísticas disponibles de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), Inmigración y Aduanas (ICE) y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS). El análisis también incluye datos sobre cómo el público de Estados Unidos percibe las políticas y las agencias de inmigración, según encuestas realizadas por Pew.

En cuanto al número de detenciones en la frontera entre Estados Unidos y México, el estudio del Centro de Investigación Pew señala que en año fiscal 2019 aumentó a su nivel anual más alto en 12 años. Las 851,508 detenciones registradas el año fiscal pasado (octubre de 2018-septiembre de 2019) fueron más del doble que el año anterior (396,579), pero aún muy por debajo de los niveles a principios de la década de 2000.

El aumento de las detenciones se produjo a medida que un número creciente de migrantes buscaba asilo. El perfil demográfico de los que cruzan la frontera también ha cambiado: las personas que viajan en familias representaron la mayoría de los detenidos el año pasado (56%). Y la mayoría de los detenidos eran de los países del Triángulo Norte, El Salvador, Guatemala y Honduras. Eso representa una ruptura notable con respecto a la década de 2000 y principios de 2010, cuando los mexicanos representaban la gran mayoría de los detenidos, según Pew.

En cuanto a la opinión pública, el estudio señala que los estadounidenses ven una variedad de pasos en la política como importantes para abordar la situación en la frontera. En una encuesta del Centro de Investigación Pew de julio de 2019, el 86% de los adultos de Estados Unidos dijo que es muy importante aumentar el número de jueces que manejan casos de asilo y el 82% indicó que es importante proporcionar condiciones sanitarias y seguras para los solicitantes de asilo una vez que llegan en el país. Al mismo tiempo, alrededor de las tres cuartas partes (74%) expresaron que es muy o algo importante reducir la cantidad de personas que vienen al país para solicitar asilo, mientras que el 69% dijo que es importante aumentar la asistencia a los países de origen de los solicitantes de asilo.

Detenciones de inmigrantes no autorizados en el interior del país. Según el informe de Pew el número de arrestos internos realizados por ICE (“arrestos administrativos”) aumentó un 30% en el año fiscal 2017 después de que el Presidente Trump firmó una orden ejecutiva otorgando a la agencia una autoridad más amplia para detener a inmigrantes no autorizados, incluidos aquellos sin antecedentes penales. Volvieron a subir en el año fiscal 2018, pero disminuyeron en el año fiscal 2019 y siguen siendo mucho más bajos que durante el primer mandato del Presidente Obama.

En una encuesta de Pew del mes de septiembre de 2019, solo el 19% de los Demócratas y los Independientes de tendencia Demócrata expresaron una opinión favorable de la agencia de Inmigración y Aduanas, en comparación con el 70% entre los Republicanos y los que se inclinan por el Partido Republicano. La encuesta ha señalado también que un 54% de personas tiene una visión desfavorable, frente a 42% favorable.

Deportaciones de inmigrantes no autorizados. En el año fiscal 2018, el año más reciente para el cual hay datos completos disponibles dice el informe de Pew, se realizaron 337,287 deportaciones de inmigrantes no autorizados, un aumento del 17% respecto al año anterior. Pero las remociones se mantuvieron por debajo de los niveles registrados durante gran parte de la administración de Obama, incluido un período de tres años entre 2012 y 2014, cuando hubo más de 400,000 por año.

Según una encuesta de septiembre de 2019 el aumento de las deportaciones ocupó un lugar más bajo en la lista de prioridades del público que otros pasos, como aumentar la seguridad a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México y establecer una forma para que los inmigrantes que viven ilegalmente en los Estados Unidos permanezcan en el país legalmente.

Los comentarios están cerrados.