Exhortan a hospitales y centros de salud a utilizar el sistema de descontaminación gratuito de EPP

Para abordar la necesidad crítica de equipos de protección personal (EPP), el Estado de Illinois ha adquirido tecnología capaz de descontaminarlos para su reutilización en la lucha contra el COVID-19.

El Estado de Illinois está exhortando a los hospitales y centros de salud a que utilicen el sistema de descontaminación gratuito de Equipos de Protección Personal (EPP) para que puedan ser reutilizados durante la pandemia de COVID-19. Este es un servicio gratuito que estirará de manera segura los EPP que son material crítico para los trabajadores de primera línea.

Se ha informado que, con vigencia inmediata, los trabajadores en hospitales, hogares de ancianos, clínicas y otras ocupaciones de primera línea, deben comenzar a guardar las mascarillas N95 sin ensuciar para su descontaminación de inmediato. Se ha establecido un Sistema de Descontaminación Crítica Battelle en Waukegan, para hacer frente a esta necesidad inmediata.

La máquina, que puede descontaminar hasta 80,000 mascarillas por día, está autorizada por la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) para la descontaminación y reutilización de respiradores N95 para el personal de atención médica. El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos (HHS) financia completamente la producción, implementación y operación de estos sistemas, por lo que no se requiere ninguna tarifa de operación o servicio para usarlo.

“Desde hace meses, los estados de todo el país han estado luchando contra una cadena de suministro rota y una gran demanda de máscaras N95 para proteger a nuestros trabajadores esenciales de primera línea”, dijo la directora de IEMA, Alicia Tate-Nadeau. “La implementación del Sistema de Descontaminación de Cuidados Críticos Battelle es un salvavidas en la coyuntura esencial de la respuesta al COVID-19. Animo a todos los hospitales y centros de salud a utilizar este servicio gratuito para extender de manera segura la vida útil de sus EPP”, agregó.

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias contrató con Battelle 60 máquinas y luego aceptó solicitudes de los estados para determinar quién recibiría el servicio según la necesidad.

La máquina utiliza peróxido de hidrógeno en fase de vapor concentrado para descontaminar miles de respiradores N95 a la vez, para que los profesionales de la salud y otros trabajadores de primera línea puedan reutilizarlos de manera segura. El proceso elimina todos los contaminantes biológicos, incluidos los virus responsables del SARS y de COVID-19. Las mascarillas, además, se pueden descontaminar hasta 20 veces sin degradar su rendimiento.

Para participar, los hospitales, clínicas, residencias de ancianos y otras instalaciones con trabajadores de la salud que usan máscaras N95, deben inscribirse en www.battelle.org/decon. Una vez inscripta, cada institución será responsable de recolectar las máscaras usadas sin ensuciar y de asegurarse de que estén etiquetadas con un código de la instalación y nombre del usuario de la mascarilla. Dos empresas de transporte recolectarán las máscaras usadas de las agencias participantes y las transportarán al sitio de Battelle, luego devolverán las máscaras descontaminadas a la instalación que, a su vez, las devolverá a los usuarios individuales.

Puede encontrar información adicional sobre el Sistema de Descontaminación Crítica Battelle, incluida la forma de registrarse para este servicio, en Ready.Illinois.gov.

Comments are closed.