¡Feliz y próspero año 2019!

El año 2018 culmina con la policromía habitual del mundo moderno: alegrías y tristezas, dolor y risas que se entremezclaron para conjugar un solo verbo…vivir.

Especial por el equipo de Últimas Noticias

Dicen que uno no debe de retroceder ni para tomar impulso, pero en cada año que culmina es saludable analizar los sucesos acaecidos y hacer un balance de lo bueno y lo malo que ha ocurrido, para corregir errores y proyectarse al futuro.

Todos esperamos un 2019 que colme nuestras expectativas y que mejore lo vivido años anteriores pero, como el hombre es el propio arquitecto de su destino, no solo basta con las intenciones y los deseos, sino que debemos de poner buenas bases en los propósitos que tengamos para que la realidad se haga tangible. Mirar hacia atrás para fundamentar los cimientos de esos proyectos y metas puede ser el inicio de un fortalecimiento del futuro inmediato y, sobre todo, la construcción monolítica de un futuro a largo plazo.

Hoy, cerrando el año 2018, el equipo de Ultimas Noticias quiere desearles a todos sus lectores, patrocinadores y amigos un muy feliz y próspero 2019.

Tradiciones de fin de año a lo largo del mundo

En España, por ejemplo, está la tradición de las doce uvas de la suerte o también llamadas campanadas, práctica extendida a varios países hispanoamericanos y que se celebra también en el sur de Australia. Consiste en comerse 12 uvas, una por cada campanada a las 12:00 de la noche del 31 de diciembre al 1º de enero, debido a que supuestamente trae buena suerte. En Italia cambian la tradición española de comerse las uvas por un plato de lentejas estofadas durante la cena de Nochevieja. Para los italianos este alimento es sinónimo de abundancia y, por tanto, comerlas en la última noche del año traerá buena suerte para el siguiente.

La tradición de Reino Unido, a su vez, consiste en ser el primero en llegar a visitar a los amigos y familiares después de las doce campanadas. Según esta costumbre, el primero en llegar será la persona que tendrá buena suerte durante todo el año. Además, debe llevar un regalo (que según la costumbre debería ser pan, carbón o dinero) para asegurar que no le faltará nada a su familia durante los próximos 365 días.

Una  tradición que se remonta nada menos que a la festividad romana de la Saturnalia (celebrada en diciembre), es la de repartir besos a fin de año. La superstición de este acto está vinculado con la fertilidad y el poder de dar vida. En varios lugares de Estados Unidos mantienen este rito y muchos creen que si no se da un beso a otra persona, justo después de las 12 de la noche, se anuncia un año de soledad.

Una de las tradiciones más seguidas en todo el mundo es recibir el nuevo año con fuegos artificiales. Otra de las tradiciones más populares es llevar lencería roja. El color rojo se relaciona con la pasión y el amor por ese motivo, según esta costumbre, llevar una prenda roja ayudará a atraer el amor si aún no lo ha encontrado y lo mantendrá si ya lo tiene. En algunos países de Latinoamérica, en vez de llevar lencería de color rojo, la llevan de color amarillo, para atraer el dinero.

Receta infalible para que le vaya bien en el 2017

Para comenzar el año hay una receta que fue escrita hace mucho tiempo pero que aun conserva toda su vigencia. Es una receta sencilla pero se deberán de tener todos los ingredientes y, sobre todo, mezclarlos de la manera indicada…

Ingredientes: Doce buenos meses. Deben de estar plenamente libres de amargura, de rencores, odios y celos. Limpiarlos de todo resentimiento y violencia. Extraerles todas las manchas de mezquindad y pequeñez…

Modo de preparación: Divídanse cada uno de éstos meses en 30 o 31 partes iguales, con excepción del segundo que habrá que dividirlo entre 28 o 29 según la ocasión.

No trate de preparar la receta del año de una sola vez, sino prepárese de la siguiente manera: Póngase en cada día doce partes de libertad, once de amor, diez de tolerancia, nueve de generosidad, ocho de amistad, siete de trabajo, seis de esperanza, cinco de descanso (no se omita este ingrediente), cuatro de amabilidad, tres de alegría, dos de sensatez y una de civismo.

Añadir a todo esto una pizca de buen humor, otra de juego y una cucharada bien llena de cultura. Agregue a la mezcla abundante solidaridad y mezcle todo con mucha salud.

Cocine con corazón ardiente, adórne con sonrisas, una pizca de poesía y un poco mas de amor… Sírvalo con bienestar, dicha y jovialidad y ciertamente obtendrá un muy feliz año.

Feliz 2019 y que todos los deseos y sueños se cumplan en este año que se inicia…

 

 

Los comentarios están cerrados.