Homo ¿Sapiens?

La ciencia dice que el ser humano es un ‘Homo Sapiens’ (Hombre Sabio) porque posee capacidades mentales que le permiten inventar, aprender y utilizar estructuras lingüísticas complejas, usar la lógica, matemáticas, escritura, música, ciencia y tecnología. Que somos animales sociales, capaces de concebir, transmitir y aprender conceptos totalmente abstractos.

La filosofía dice a su vez que el ser humano es considerado como una unidad indivisible, cuya mente funciona de manera racional: tiene conciencia de sí mismo, capacidad para reflexionar sobre su propia existencia, su pasado, presente y futuro, así como para discernir entre aquello que en una escala de valores se le presenta como lo bueno y lo malo, lo correcto y lo incorrecto o lo justo y lo injusto. En función a esta aptitud, se han creado diversos códigos morales y dogmas orientados directamente al manejo de estas capacidades…

Ahora, si estas dos definiciones son ciertas y el hombre es un ser pensante y racional, entonces: ¿Por qué vamos cada vez peor como sociedad y somos incapaces de pensar en el bien común?

Dicen incluso los científicos que los primeros antecedentes conocidos de los Homo sapiens se remontan a unos 315,000 años atrás y que, la evidencia más antigua de comportamiento racional moderno, a unos 165,000 años… Pues, ¡cuánto tiempo desperdiciado! Porque si todos esos datos son certeros, hemos aprendido y hecho menos que poquito en todo este tiempo… más bien nada.

Pero les doy algo más de información para que vean claramente lo descarriados y alejados del concepto de ‘hombre sabio’ que estamos en la realidad… La población mundial actual ronda los 7,663 millones de personas que están desperdigadas en el mundo. De ellas unos 6,100 millones son religiosos y entre ese grupo hay unos 2,300 millones de Cristianos… Quedarían entonces unas 1,563 millones de personas en todo el orbe que no profesan ninguna religión y se denominan a sí mismos ateos, agnósticos, humanistas laicos o, sencillamente, “sin religión”. Según estos números, casi el 80% de los humanos practican una religión o simpatizan al menos con una de las existentes.

Entonces, nuevamente, si somos seres racionales, pensantes, sensibles (Homo Sapiens) y la gran mayoría profesa o simpatiza con alguna religión que mayoritariamente promueve el amor al prójimo como base y sustento de prédica ¿por qué el hombre es cada día mas cruel, feroz, brutal, egoísta y desalmado?

La respuesta es hasta lógica, aunque no me guste para nada: el mundo es así porque la abrumadora mayoría de las personas son HIPÓCRITAS: les gusta mostrar un rostro comprensivo, fraterno, solidario, unificador, pero en realidad jamás van a poder experimentar esos sentimientos porque su corazón es de piedra y su mente es absolutamente individualista y egocéntrica. El humano es, en realidad, pura fachada o si lo prefiere, como dice la Biblia: sepulcros blanqueados que por fuera lucen hermosos pero llevan por dentro muerte y corrupción…

 

 

Los comentarios están cerrados.