IDPH Centros de Salud de Illinois deben permitir a personas de apoyo para pacientes con discapacidad

El Departamento de Salud Pública de Illinois (IDPH) publicó una nueva guía para ayudar a las familias a apoyar a sus seres queridos con discapacidades.

Señala IDPH que las personas con discapacidad pueden confiar en adaptaciones razonables en los hospitales de Illinois durante su tratamiento, lo cual es más importante que nunca durante la pandemia de COVID-19. El anuncio del Departamento de Salud Pública de Illinois aclara y fortalece un boletín publicado anteriormente sobre la no discriminación en la atención médica.

Los hospitales y las instalaciones de salud deben permitir que las personas con discapacidades intelectuales y de desarrollo (I/DD) estén acompañadas por una persona de apoyo, como un tutor, miembro de la familia, cuidador o trabajador remunerado durante su tiempo de estancia en el hospital.

“Es fundamental que las personas con discapacidades intelectuales y de desarrollo puedan comunicarse efectivamente con los trabajadores de la salud cuando se encuentran en entornos hospitalarios”, dijo la Secretaria de IDHS Grace Hou. “Aunque el distanciamiento social serio y otras precauciones relacionadas con COVID-19 siguen vigentes, las personas con discapacidad merecen tener acceso a una atención médica excelente que, a menudo, requiere una persona de apoyo”, agregó.

Mientras tanto Allison Stark, Directora de la División de Discapacidades de Desarrollo en IDHS expresó que, “Esta guía brinda protección para los pacientes con discapacidades y sus familias durante este momento crítico”. Y luego añadió que, “Espero que muchas personas puedan dormir un poco más tranquilas sabiendo que tienen este apoyo en estos tiempos inciertos”, agregó.

Sin una comunicación efectiva entre los proveedores médicos y las personas con discapacidades intelectuales y de desarrollo, los proveedores médicos corren el riesgo de sustituir supuestos erróneos y posibles sesgos sobre la persona con discapacidad por información verificable e historial médico. Además, una comunicación efectiva conduce a una mejor transparencia en los procesos y protocolos, lo que ayuda a garantizar que el proveedor médico y la persona con discapacidad se entiendan y estén de acuerdo.

La guía de IDPH solicita a los hospitales que establezcan un protocolo que permita que al menos una persona de apoyo esté presente con cualquier persona con I/DD en una sala de emergencias y que acompañe a las personas ingresadas en el hospital.

Para los pacientes hospitalizados, especialmente aquellos con hospitalizaciones prolongadas, se debe permitir que el tutor individual o legal designe a dos personas de apoyo diferentes.

La persona de apoyo siempre debe cumplir con las políticas del hospital y usar un gafete de identificación que sea provisto por el hospital. Específicamente, las personas de apoyo deben usar el equipo de protección personal provisto por el hospital, según las indicaciones y cumplir con todos los procedimientos de control de infecciones del hospital.

Por más información visite la página: www.dph.illinois.gov.

Los comentarios están cerrados.