Juez federal restituyó bloqueo a plan contra asilo

Un juez federal bloqueó nuevamente esta semana las restricciones al asilo, aprobadas en julio pasado por parte del presidente Donald Trump.
El juez de distrito Jon Tigar de Oakland, California, restituyó esta semana a nivel nacional la interrupción de un plan del gobierno del presidente Donald Trump que impediría que la mayoría de los migrantes soliciten asilo en la frontera entre Estados Unidos y México. El Juez Federal reafirmó su decisión inicial y extendió la prohibición a todo el país, pese a una resolución del Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito que limitaba los efectos de la misma a los estados fronterizos bajo su jurisdicción: California y Arizona.

“Aunque las órdenes a nivel nacional no son la regla general, estas sí son apropiadas cuando se requiere esta extensión para remediar los daños causados a los demandantes”, señaló Tigar en su fallo.

De este modo, el bloqueo a las medidas de Trump vuelve a estar vigente en todo el país, lo que implica que Texas y Nuevo México también deberán aplicarlo.

En su fallo, Tigar subrayó además una “necesidad de mantener una política de inmigración uniforme” y señaló que organizaciones sin fines de lucro desconocen en dónde terminarán viviendo los migrantes que solicitan asilo una vez que ingresen a Estados Unidos y presenten sus argumentos para permanecer en el país.

La medida promovida por el Presidente Trump a mediados de julio restringe la posibilidad de pedir asilo en Estados Unidos a los migrantes que hayan pasado antes por otros países, donde deben dirigir sus solicitudes antes de proseguir su camino hacia el país.

Como la mayoría de solicitantes de asilo en la actualidad son ciudadanos de El Salvador, Honduras y Guatemala, en su camino hacia Estados Unidos pasan precisamente por Guatemala y por México, con lo que se pone virtualmente fin a la posibilidad de solicitar asilo en Estados Unidos.

Stephanie Grisham, secretaria de la Casa Blanca, emitió un comunicado en el que calificó la decisión del Juez de ser un regalo para los traficantes de personas y de menoscabar el Estado de Derecho y aseguró que las políticas de inmigración y seguridad fronteriza no pueden depender de un único juez de distrito que decida emitir bloqueos nacionales.

La ley estadounidense permite a los refugiados solicitar asilo cuando llegan a Estados Unidos sin importar cómo lleguen o crucen. La excepción crucial es para los que han arribado a través de un país considerado “seguro”.

En general, la gente puede aspirar a recibir asilo en Estados Unidos si teme regresar a su país de origen debido a que enfrentaría persecuciones con base a su raza, religión, nacionalidad o pertenencia a un grupo social particular.

Comments are closed.