Juez frena normativa sobre deportación acelerada de inmigrantes

Un juez federal ordenó al Departamento de Seguridad Nacional que suspenda una normativa que haría que más personas queden vulnerables a ser deportadas hasta que un tribunal pueda dirimir adecuadamente el caso.

El juez Ketanji Brown Jackson de la corte distrital de Columbia emitió un mandato preliminar que frena la aplicación del programa de “expulsión acelerada” anunciado el pasado 23 de julio por la Administración Trump, hasta que pueda ser debidamente procesada por un tribunal, argumentando que las personas representadas por grupos que ayudan a los inmigrantes “se verían afectadas irreparablemente por esta acción”.

Las deportaciones aceleradas se aplican a inmigrantes indocumentados capturados en los 14 días siguientes a su entrada al país y dentro de un área de 100 millas en territorio nacional, a partir de la frontera con México.

La medida del 23 de julio amplía este procedimiento a las personas indocumentadas en cualquier parte del país que no puedan probar que han permanecido en Estados Unidos de forma continua durante dos años o más.

La normativa está dirigida a aquellos extranjeros que están en el país sin haber sido admitidos o quienes permanecen en libertad condicional luego de la inspección de un agente de inmigración en un puerto de entrada, proceso que se aplica para los solicitantes de asilo.

El recurso para frenar la aplicación del programa de “expulsión acelerada”, presentado por diferentes grupos de defensa de inmigrantes, había pedido revocar el plan y ahora el juez de la corte distrital de Columbia emitió un mandato preliminar que congela la normativa hasta que pueda ser debidamente procesada por un tribunal.

Comments are closed.