La Agencia Mundial Antidopaje excluyó a Rusia de Tokio 2020 y Qatar 2022

El Comité Ejecutivo de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) decidió excluir a Rusia de Tokio 2020 y Qatar 2022, debido a la falsificación de los datos de los controles entregados a dicha entidad.

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) decidió excluir a Rusia de los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y de la edición de invierno de Pekín 2022, así como del Mundial de Fútbol de Qatar 2022, debido a la falsificación de los datos de los controles entregados a la entidad.

El presidente de la AMA, Sir Craig Reedie, dijo al respecto que, “la fuerte decisión del Comité Ejecutivo demuestra la determinación de la AMA de actuar resueltamente frente a la crisis de dopaje en Rusia, gracias a la sólida capacidad de investigación de la Agencia, la visión del CRC y la capacidad recientemente adquirida de la AMA para recomendar sanciones significativas a través del Estándar de Cumplimiento que entró en vigencia en abril de 2018. Combinados, estos puntos fuertes le han permitido al Comité Ejecutivo tomar las decisiones correctas en el momento adecuado”.

A su vez el Portavoz de la Agencia Mundial Antidopaje, James Fitzgerald, señaló que la lista completa de recomendaciones fue aprobada por unanimidad de los 12 miembros del comité ejecutivo, quien recomendó la exclusión de la bandera rusa de los Juegos y de todo campeonato mundial durante cuatro años, con la posible presencia de deportistas rusos bajo bandera “neutral”.

La decisión de la AMA puede ser recurrida ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS), por la Agencia Rusa Antidopaje (Rusada), por el Comité Olímpico Ruso (ROC) o por cualquier federación internacional implicada. Las sanciones son la consecuencia de la falsificación de los datos de los controles antidopaje entregados por Rusia a la AMA a principios de 2019. Una de las condiciones para el restablecimiento de la agencia antidopaje rusa RUSADA, que fue suspendida en 2015 por el escándalo de dopaje en el atletismo pero repuesta el año pasado, era que Moscú entregara una copia auténtica de sus datos de laboratorio.

Con base en los informes, para el Comité Ejecutivo estaba claro que los datos de Moscú no eran completos ni totalmente auténticos ya que, como se describe ampliamente en dichos informes, se eliminaron algunos datos, otros se alteraron y, en algunos casos, se fabricaron mensajes del sistema en un esfuerzo por obstaculizar el trabajo de los investigadores de la AMA. Además, se tomaron medidas para ocultar estas manipulaciones mediante la retroalimentación de los sistemas informáticos y los archivos, en un intento de hacer parecer que los datos de Moscú habían permanecido en su estado actual desde 2015.

Otras consecuencias de la decisión de AMA son las siguientes:

  • Rusia no puede acoger en el período de cuatro años, ni ofertar, ni otorgarse el derecho de hospedar (ya sea durante o después) ninguna edición de los Grandes Eventos.
  • La bandera de Rusia no se puede izar en ningún evento importante organizado en el período de cuatro años.
  • Dados los factores agravantes que están presentes en este caso, RUSADA debe pagar todos los costos de AMA incurridos desde enero de 2019 y, además, una multa a AMA del 10% de sus ingresos de 2019 o 100,000 dólares (lo que sea menor). Esta es la multa máxima disponible según las reglas y todos los fondos deben pagarse antes del final del período de cuatro años.

Los comentarios están cerrados.