Las brechas en la realización de pruebas y el tratamiento del VIH obstaculizan los esfuerzos por detener las nuevas infecciones

Un nuevo estudio del CDC destaca el poder de las pruebas de detección y el tratamiento, para acabar con la epidemia del VIH en Estados Unidos.

En la gran mayoría (alrededor del 80%) de los casos nuevos en Estados Unidos en el 2016, la infección por el VIH fue transmitida por el casi 40% de las personas que tenían el virus y, o no lo sabían o tenían el diagnóstico pero no estaban recibiendo atención para la infección por el VIH.

El nuevo informe de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), proporciona la información más reciente sobre el impacto en la nación de los casos de infección por el VIH no diagnosticada y sin tratar y subraya la necesidad crucial de extender los servicios de realización de pruebas del VIH y de tratamiento en Estados Unidos.

Logar que más personas se hagan la prueba y reciban atención para la infección por el VIH es una parte fundamental de la iniciativa federal propuesta: “Acabar con la Epidemia del VIH: Un Plan para Estados Unidos”. El objetivo de la iniciativa es acabar con la epidemia del VIH durante un período de 10 años concentrándose, en primer lugar, en las áreas geográficas con la mayor carga por el VIH, antes de ampliar el alcance a todas las áreas de la nación afectadas por la infección por este virus.

La iniciativa propuesta está diseñada para aumentar rápidamente el uso de estas estrategias en los 48 condados con la mayor carga por el VIH, al igual que en Washington D.C.; San Juan, Puerto Rico y siete estados con una carga rural por el VIH desproporcionada. La meta es reducir los nuevos casos de infección por el VIH al menos un 90 por ciento en una década.

Los hallazgos del estudio destacan lo siguiente:

  • La necesidad de incrementar la proporción de personas que saben que tienen el VIH. Casi el 40 por ciento de todos los casos de transmisión del VIH provienen de las personas cuya infección no ha sido diagnosticada, las cuales son casi el 15 por ciento de quienes tienen el VIH.
  • Es crucial ayudar a aquellos que tienen VIH a que obtengan atención. El 43 por ciento de todos los casos de transmisión del VIH provienen de las personas cuya infección fue diagnosticada, pero no están recibiendo atención, las cuales son aproximadamente el 23 por ciento de quienes tienen el VIH.
  • La importancia de ayudar a las personas con el VIH a tomar los medicamentos y a mantener la supresión viral. El 20 por ciento de todos los casos de transmisión del VIH provienen de las personas que estaban recibiendo atención para la infección, pero no tenían supresión viral, las cuales representan el 11 por ciento de quienes tienen el VIH.

Para leer el informe completo de CDC, visite: www.cdc.gov/vitalsigns/end-HIV.

Los comentarios están cerrados.