Latinoamérica

Plan de Desarrollo para Centroamérica busca atacar el problema de la pobreza como detonante migratorio

El Salvador, Guatemala, Honduras y México celebraron una reunión en la que subrayaron que las causas de la migración difieren de país a país, por lo que el Plan que busca atacar la pobreza como detonante migratorio debe ser una herramienta complementaria de los programas nacionales de desarrollo. El Plan ha conseguido el apoyo de 35 países y sumará una inversión de 100 millones de dólares en su primer año de existencia.

El Plan de Desarrollo Integral cuenta ya con el apoyo de 35 países y 18 agencias de las Naciones Unidas, informaron los miembros de dicha estrategia.

El Plan de Desarrollo Integral El Salvador-Guatemala-Honduras-México representa un nuevo paradigma, ya que aborda el fenómeno de la migración con un enfoque diferente cuyos pilares son el desarrollo sostenible y la cooperación regional.

La iniciativa surgió el año pasado tras la oleada de flujos migratorios masivos de los países del Triángulo Norte de Centroamérica hacia Estados Unidos. Ese gran desplazamiento masivo hizo evidente un profundo problema de fondo: la desesperación causada por la falta de oportunidades para tener una vida digna.

El objetivo principal del Plan es que la migración nunca sea forzada, sino opcional, que la gente no deba abandonar su país ni su modo de vida debido a la pobreza y falta de opciones.

 

La OIM aumenta su respuesta ante el daño provocado por el Huracán Dorian en Bahamas

En las próximas semanas la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) aumentará su apoyo a los sobrevivientes del Huracán Dorian por medio de tareas de coordinación de albergues, proveyendo artículos domésticos esenciales a las familias desplazadas, apoyando las operaciones de remoción de escombros y desplegando su Matriz de Seguimiento de Desplazamiento (DTM por su sigla en inglés) la cual proveerá información precisa acerca de las necesidades de las poblaciones afectadas.

Este apoyo será factible gracias a 1.900.000 dólares aportados por la Oficina de los Estados Unidos para Desastres en el Extranjero (OFDA por su sigla en inglés) de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y por el Fondo Central de Respuesta a Emergencias de las Naciones Unidas (CERF).

Con estos fondos, la OIM seguirá apoyando al Gobierno de Bahamas tras la catástrofe que dejó como saldo 53 personas muertas, 600 desaparecidas y cientos de miles desplazadas hacia zonas menos afectadas del país.

Comments are closed.