Latinoamérica

América Latina y el Caribe representan el 20% del desperdicio de comida en el mundo

América Latina y el Caribe representan el 20% de la cantidad global de alimentos que se pierden desde la fase posterior a la cosecha hasta el nivel minorista, sin incluir a este último, según un nuevo informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.

El documento señala que la región, que solo alberga el 9% de la población mundial, se sitúa tras la zona de Asia meridional y central y el área de América septentrional y Europa, en el ranking del desperdicio de alimentos.

También indica que, en todo el mundo, las causas de la pérdida de alimentos difieren ampliamente a lo largo de la cadena de suministro de alimentos.

Las causas principales de pérdidas en la granja incluyen cosechar en el momento inadecuado, las malas condiciones climáticas, las prácticas erróneas en la cosecha y su manejo y los desafíos que suponen la comercialización de los productos.

Las condiciones de almacenamiento inadecuadas, así como decisiones inapropiadas tomadas en las primeras etapas de la cadena de suministro, generan pérdidas significativas y una vida útil más corta a algunos productos. Por otra parte, un almacenamiento en frío adecuado puede ser crucial para evitar pérdidas cuantitativas y cualitativas de alimentos.

Durante el transporte, una buena infraestructura física y una logística comercial eficiente son claves para evitar la pérdida de alimento.

El procesamiento y el envasado pueden desempeñar también un papel importante en la conservación de los alimentos, mientras que las pérdidas pueden ser causadas por instalaciones inadecuadas, así como por fallas en el funcionamiento técnico o por errores humanos.

 

 

El número de adultos mayores con necesidades de cuidado a largo plazo se triplicará para 2050 en las Américas

El número de personas de 60 años o más que requieren atención a largo plazo se triplicará en las Américas en las próximas tres décadas, de alrededor de 8 millones a entre 27 y 30 millones para 2050. Expertos en envejecimiento de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) instan a los países a fortalecer sus sistemas de salud para poder responder a este cambio.

En 2017, el 14,6% de la población de las Américas era mayor de 60 años. Para 2050, esta proporción alcanzará casi el 25% en América Latina y el Caribe y hasta el 30% en varios países. Estos cambios tendrán lugar en solo 35 años; es decir, que la región tendrá casi la mitad del tiempo para adaptarse en comparación al tiempo que tuvieron otras regiones del mundo: en Europa esto llevó unos 65 años y en Canadá y en Estados Unidos tomó aproximadamente 75 años.

Comments are closed.