Latinoamérica

Parlamentarios de América Latina llaman a mantener el suministro de alimentos durante pandemia de coronavirus

El Frente Parlamentario contra el Hambre de América Latina y el Caribe publicó hizo un llamado público a no desatender la lucha contra ese flagelo a la luz de la pandemia de COVID-19 y pidió a los países mantener las cadenas de producción y suministro de víveres y a ayudar a la población más vulnerable a alimentarse.

La misiva, firmada por más de 500 parlamentarios de esa red apoyada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), recuerda que en la región latinoamericana y caribeña no todas las personas cuentan con los medios necesarios para alimentarse adecuadamente en un estado de cuarentena, por lo que llamaron a los países a asegurar la continuidad de la producción, transformación y suministro.

El Frente destacó la rápida expansión del coronavirus en la región e instó a las autoridades a considerar la protección del derecho a la alimentación entre las medidas de emergencia que buscan mitigar la pandemia.

Los parlamentarios expresaron especial preocupación por los grupos más vulnerables: niños, ancianos y pobres. Citaron que 85 millones de niños en la región se alimentan en las escuelas, ahora cerradas y que, de ellos, para unos diez millones esa es la única comida segura del día.

Agregaron que 42,5 millones de latinoamericanos y caribeños no cuentan con los nutrientes necesarios para una vida sana y activa. “Hagamos todo lo que esté a nuestro alcance para que este número no se dispare y, de esta forma, evitar una crisis sanitaria, económica y alimentaria”, concluyeron.

 

CEPAL advierte que la crisis desatada por el coronavirus podría llevar al PIB de América Latina y el Caribe a una contracción de al menos -1,8%

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) afirmó que la región no tiene otra opción estratégica que avanzar hacia un modelo de desarrollo más sostenible a través de una mayor integración para mitigar los efectos de la pandemia del COVID-19.

El informe titulado ‘América Latina y el Caribe ante la pandemia del COVID-19: efectos económicos y sociales’, indica que Latinoamérica enfrenta la pandemia desde una posición más débil que la del resto del mundo. Antes de la llegada del COVID-19, la CEPAL preveía que la región crecería un máximo del 1,3% en 2020. Sin embargo los efectos de la crisis han llevado a cambiar esa previsión y pronosticar una caída del PIB de al menos -1,8%, aunque podría llegar a contracciones de entre -3% y -4%, o incluso más. El impacto económico final dependerá de las medidas que se tomen a nivel nacional, regional y global, advierte la Comisión.

El informe expresa la urgencia de implementar acciones inmediatas que permitan aplanar la curva de contagio, sin aplanar la curva de la economía.

Los comentarios están cerrados.