López Obrador solicitó al rey de España que pida perdón por la Conquista de México

López Obrador solicitó hacer un recuento de lo sucedido desde tiempos de la invasión, donde se reconozcan los agravios en contra de los pueblos originarios, así como el saqueo de recursos naturales. Sería el punto de partida para iniciar un proceso de hermanamiento que pretende culminar en 2021. Cerrar heridas en esta etapa de transformación es la meta para resignificar la memoria histórica.

En el marco de la conmemoración de los 500 años de la Batalla de Centla, el presidente Andrés Manuel López Obrador reveló que, en su calidad de jefe del Estado mexicano, hizo un planteamiento de carácter internacional para iniciar un proceso inédito de reconciliación: “Decidimos aquí, en Centla, dar a conocer que enviamos cartas, tanto al rey de España como al papa Francisco, para invitarlos a que juntos hagamos un relato de lo sucedido desde el inicio de la ocupación, de la invasión militar, los tres siglos de Colonia y también los 200 años del México independiente.”

El mandatario mexicano invitó a ambos a “que se haga una revisión histórica, sobre todo que se reconozcan los agravios que se cometieron y sufrieron los pueblos originarios; que haga la Corona Española este reconocimiento y lo mismo la Iglesia católica, porque no se trató sólo del encuentro de dos culturas; fue, repito, una invasión y se cometieron actos de autoritarismo, de avasallamiento.”

Por el asesinato de miles de personas, por la imposición de una cultura ajena e, incluso por la excomunión de dos sacerdotes, actores fundamentales en la lucha por el México independiente, Hidalgo y Morelos, así como por el saqueo de los recursos naturales, el jefe del Ejecutivo realizó tal invitación.

“No es el propósito resucitar estos diferendos, sino ponerlos al descubierto, no mantenerlos en el subsuelo, como algo subterráneo, porque todavía (aunque se niegue) hay heridas abiertas”.

Señaló también que la aceptación de los errores del pasado logrará “hermanarnos en la reconciliación histórica”.

La idea planteada al rey de España y al papa Francisco, es que en el 2021 culmine el proceso de reconciliación, en vista del cumplimiento de 500 años de la toma de Tenochtitlán y del bicentenario de la Independencia de México, para lo cual informó que convocará “a un grupo de mexicanos, mujeres y hombres de todas las expresiones del pensamiento, para que vayan preparando esta acción conjunta que queremos llevar a cabo con España y con la Iglesia católica”.

Dado que el Estado mexicano es también responsable de cometer abusos, el presidente López Obrador dijo que “en nombre del Estado mexicano voy también a pedir perdón por los abusos que se cometieron en estos últimos 200 años, sobre todo por la opresión a las comunidades indígenas, a los pueblos originarios” por la opresión sufrida por los pueblos yaquis en el porfiriato, o más recientemente la población china durante la Revolución.

España rechaza “con toda firmeza” la carta de AMLO

El gobierno de España respondió, también esta semana, que rechaza “con toda firmeza” la carta en la que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, solicita al rey Felipe VI que pida disculpas por los crímenes cometidos durante la Conquista.

En un comunicado, el Ministerio de Exteriores de España “lamenta profundamente que se haya hecho pública” la carta del Presidente de México al rey.

“El gobierno de España reitera su disposición para trabajar conjuntamente con el gobierno de México y continuar construyendo el marco apropiado para intensificar las relaciones de amistad y cooperación existentes entre nuestros dos países, que nos permita afrontar con una visión compartida los retos futuros”, termina el comunicado.

El escritor español Arturo Pérez Reverte creo polémica en redes sociales al responder sobre la solicitud hecha por López Obrador a España diciendo que “si este individuo se cree de verdad lo que dice, es un imbécil. Si no se lo cree, es un sinvergüenza”, escribió en Twitter. Luego Pérez Reverte dijo sobre la conquista española de aquel tiempo que: “la verdad que conquistar medio mundo en el siglo XVI con un puñado de fulanos bajitos, analfabetos, broncos, sanguinarios y muertos de hambre puede no ser la más delicada acción moral de la historia; pero en términos de historia mundial objetiva es una hazaña impresionante”.

Los comentarios están cerrados.