Los estadounidenses están preocupados porque los estados levanten las restricciones demasiado rápido

Tres de cada cuatro estadounidenses afirman que la apresurada reapertura del país puede aumentar las cifras relacionadas con el coronavirus.

Según el Centro de Investigaciones Pew, una gran mayoría de estadounidenses (68%) continúa diciendo que su mayor preocupación es que los gobiernos estatales levanten las restricciones relacionadas con el coronavirus a la actividad pública demasiado rápido. A su vez, el 31% dice que su mayor preocupación es que los estados no levanten las restricciones lo suficientemente rápido, según la nueva encuesta de Pew, que se produce en el momento en que algunos estados comienzan a aliviar las restricciones que establecieron para combatir la propagación de COVID-19.

En general, las opiniones del público sobre esta cuestión han cambiado poco desde principios de abril, aunque están algo más divididas en líneas partidistas e ideológicas.

Los republicanos, especialmente los conservadores, se han preocupado más de que las restricciones estatales no se levanten lo suficientemente rápido, mientras que una parte cada vez mayor de los demócratas se preocupa más de que se levanten demasiado rápido. Mientras tanto, cuando se pregunta a los estadounidenses sobre las restricciones a la actividad pública en su área, aproximadamente la mitad (48%) dice que el número actual de restricciones es correcto. El resto de las personas encuestadas por Pew se dividen entre aquellos que creen que debería haber más restricciones de las que hay en este momento (27%) y aquellos que creen que debería haber menos (24%), según la encuesta, realizada del 29 de abril al 5 de mayo entre 10,957 adultos en el Panel de Tendencias Americanas del Centro.

Hay crecientes diferencias por partido e ideología ya que, el 87% de los demócratas dicen que su mayor preocupación es que los estados levanten las restricciones demasiado rápido, en comparación con el 47% de los republicanos. Hace un mes, la brecha partidista era menor (81% de los demócratas, 51% de los republicanos).

En general, aproximadamente la mitad de los estadounidenses (48%) dice que el número actual de restricciones a la actividad pública en su área es correcto. Los republicanos y simpatizantes del partido tienen más probabilidades de decir que debería haber menos restricciones en su área (44%) que decir que debería haber más restricciones (16%). A su vez los demócratas y los simpatizantes del partido son más propensos a decir que debería haber más restricciones (35%) que menos (8%).

Encuesta de Democracy Fund + UCLA Nationscape

Según una encuesta del Instituto Democracy Fund y la Universidad UCLA, realizada entre el 23 y 29 de abril, el 71 % de los encuestados consideró que el Gobierno podría levantar demasiado rápido las restricciones de distanciamiento social, impuestas por la crisis de la pandemia de COVID-19. Ante esta preocupación, el 29 % de los encuestados opinó lo contrario.

Dice la publicación que la propagación del COVID-19 está cambiando rápidamente la vida de miles de millones de personas en todo el mundo. A medida que aumentó el número de casos en los Estados Unidos, la encuesta Democracy Fund + UCLA Nationscape se amplió para comprender mejor cómo el brote está influyendo en las vidas y las perspectivas de los estadounidenses.

Según el estudio el COVID-19 es una preocupación para la abrumadora mayoría de los estadounidenses. Si bien inicialmente hubo divisiones en el nivel de preocupación entre Demócratas y Republicanos, la gran mayoría de ambos grupos ahora están preocupados por la pandemia en el país. Sin embargo, los demócratas han sido consistentemente más propensos que los republicanos e independientes a informar que están muy preocupados por la pandemia.

De las 6708 personas participantes del estudio, solo el 14 por ciento está de acuerdo con finalizar el confinamiento en casa y otro 9 por ciento afirma que las condiciones actuales son seguras para reabrir las escuelas y universidades.

Acerca de las líneas partidarias, el 83 por ciento de los encuestados Demócratas dijo que estaba preocupado por aflojar la restricción demasiado rápido; misma opinión que tuvo el 60 por ciento de los Republicanos.

Incluso si los funcionarios de salud pública aconsejaran “reabrir” algunas partes de la sociedad, muchos desconfían de reanudar las actividades de rutina que definieron la vida cotidiana antes de la pandemia. En la actualidad, es más probable que los estadounidenses informen que participarían en actividades personales, como cenar en la casa de un amigo, que decir que harían cosas que tendrían un mayor impacto económico.

Los comentarios están cerrados.