Los murciélagos representan el principal riesgo de rabia en Estados Unidos

Tener conciencia sobre las amenazas de la rabia es esencial para prevenir casos mortales de la enfermedad.

Según un informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los murciélagos son responsables de alrededor de 7 de cada 10 muertes por rabia entre las personas infectadas con el virus en Estados Unidos, probablemente porque las personas podrían no conocer el riesgo que representan los murciélagos.

De acuerdo al informe de los CDC el alto porcentaje de muertes vinculado a los murciélagos es especialmente llamativo, ya que apenas representan un tercio de los 5,000 casos de animales con rabia notificados cada año en el país. Los perros rabiosos que las personas encuentran durante sus viajes al extranjero son la segunda causa de casos de rabia en personas de Estados Unidos.

Actualmente, el promedio en Estados Unidos es de 1 a 3 casos de rabia en personas por año, una cantidad menor a los 30 a 50 casos anuales que se presentaban en la década de 1940. Esta reducción en gran parte se debe a la vacunación rutinaria de mascotas y a la disponibilidad de profilaxis post exposición (PEP), en la que se combinan la vacuna antirrábica y un concentrado de inmunoglobulinas antirrábicas para prevenir la infección después de la exposición al virus. Cada año, alrededor de 55,000 personas en estados Unidos buscan la profilaxis después de una potencial exposición a la rabia. La rabia es casi siempre mortal si las personas no reciben la PEP antes de que comiencen los síntomas.

El panorama relativo a la rabia ha cambiado drásticamente en el país durante los últimos 81 años. Antes de 1960, las mordeduras de perros rabiosos causaban la mayoría de los casos de rabia en las personas a nivel nacional. Los programas de vacunación masiva de mascotas y las leyes sobre el uso de la correa promulgada en la década de 1950 redujeron la rabia en los perros de forma significativa. A medida que ha disminuido la enfermedad en los perros, se ha hecho más evidente en los murciélagos, los mapaches, los zorros y los zorrillos. Estos animales han seguido siendo los hospedadores primarios del virus, aunque cualquier mamífero (incluidos los perros y los gatos no vacunados) puede contraer la rabia si lo muerde otro animal que esté rabioso. Algunos animales que las personas podrían pensar que transmiten la rabia (como las zarigüeyas y las ardillas) rara vez lo hacen.

Cómo protegerse de la rabia

Mantenerse alejado de los animales salvajes, especialmente los murciélagos, es clave para prevenir la rabia en las personas. Los murciélagos son portadores del virus de la rabia en casi todos los estados del país, excepto en Hawái y pueden propagarlo todo el año. Sin embargo, las notificaciones esporádicas de casos indican que las personas podrían no tener plena conciencia de que los murciélagos representan un riesgo de rabia y por eso podrían no buscar la PEP, que les puede salvar la vida, si un quiróptero las muerde o rasguña.

Si las personas se despiertan y ven un murciélago en la habitación, los CDC recomiendan que asuman que podrían haber estado expuestas a la rabia y consulten a un proveedor de atención médica de inmediato para determinar si deben recibir la PEP para la rabia. Para obtener más información sobre la rabia, consulte https://www.cdc.gov/rabies/es/index.html.

Los comentarios están cerrados.