Más de 100 millones de personas en Estados Unidos tienen diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica que afecta la forma en que el cuerpo convierte los alimentos en energía. 

Existen tres tipos principales de diabetes: diabetes tipo 1, diabetes tipo 2 y diabetes gestacional. Más de 100 millones de personas en Estados Unidos tienen diabetes (30.3 millones) o prediabetes (84.1 millones).

La diabetes es una enfermedad crónica (de larga duración) que afecta la forma en que el cuerpo convierte los alimentos en energía. La mayoría de los alimentos que se comen se convierten en azúcar (glucosa) que se libera en el torrente sanguíneo. El páncreas produce una hormona llamada insulina, que actúa como una llave que permite que el azúcar en la sangre entre a las células del cuerpo para que estas la usen como energía.

Si una persona tiene diabetes, su cuerpo no produce una cantidad suficiente de insulina o no puede usar adecuadamente la insulina que produce. Cuando no hay suficiente insulina o las células dejan de responder a la insulina, queda demasiada azúcar en el torrente sanguíneo y, con el tiempo, esto puede causar problemas de salud graves, como enfermedades del corazón, visión y riñones.

Todavía no existe una cura para la diabetes, pero se puede reducir mucho el efecto si se practican hábitos de vida saludables, se toman los medicamentos según sea necesario, se obtiene información sobre el automanejo de la diabetes y no se falta a las citas con el equipo de atención médica.

La diabetes tipo 1 es causada por una reacción autoinmunitaria que impide que el cuerpo produzca insulina. Aproximadamente el 5 % de las personas que tienen diabetes tienen el tipo 1. Las personas que tienen diabetes tipo 1, deben recibir insulina todos los días para sobrevivir. En la actualidad, nadie sabe cómo prevenir la diabetes tipo 1.

Con la diabetes tipo 2, el cuerpo no usa la insulina adecuadamente y no puede mantener el azúcar en la sangre a niveles normales. La mayoría de las personas con diabetes (9 de cada 10) tiene la diabetes tipo 2. Es un proceso que evoluciona a lo largo de muchos años y generalmente se diagnostica en los adultos. Es posible que no sienta ningún síntoma; por lo tanto, es importante que se haga un análisis de sus niveles de azúcar en la sangre si está en riesgo. La diabetes tipo 2 se puede prevenir o retrasar con cambios de estilo de vida saludables, como bajar de peso si tiene sobrepeso, tener una alimentación saludable y hacer actividad física regularmente.

La diabetes gestacional aparece en mujeres embarazadas que nunca han tenido diabetes y generalmente desaparece después de que nace el bebé, pero aumenta el riesgo de tener diabetes tipo 2 más adelante. También hace más probable que cuando el bebé sea niño o adolescente sea obeso y que presente diabetes tipo 2.

Prediabetes. En Estados Unidos, 84.1 millones de adultos (más de 1 de cada 3) tienen prediabetes y el 90 % de ellos no sabe que la tiene. La prediabetes es una afección grave en la que los niveles de azúcar son más altos que lo normal, pero no han llegado a niveles lo suficientemente altos para que se diagnostique la diabetes. La prediabetes aumenta el riesgo de diabetes tipo 2, enfermedad del corazón y derrame cerebral. Pero, a través del Programa Nacional de Prevención de la Diabetes puede aprender a hacer cambios prácticos para reducir su riesgo de tener diabetes tipo 2.

Cifras sobre la diabetes

  • 3 millones de adultos en Estados Unidos tienen diabetes y 1 de cada 4 no sabe que la tiene.
  • Es la séptima causa principal de muerte y es la principal causa de insuficiencia renal, amputación de extremidades inferiores y ceguera en adultos.
  • En los últimos 20 años, la cantidad de adultos con diabetes diagnosticada se ha más que duplicado a medida que la población ha envejecido, tiene más sobrepeso o es más obesa.

Comments are closed.