Participate Learning Se buscan maestros para que den clases de español

Pese a la cercanía con México, son muy pocos los maestros de dicho país que dan clases en español en las escuelas públicas de Estados Unidos.

Participate Learning, un programa de educación global que tiene como objetivo fomentar el intercambio cultural, convoca a docentes mexicanos de todos los niveles para que den clases de español en cualquier parte de Estados Unidos. Los requisitos principales son: tener título universitario, nivel básico de inglés y licencia de conducir.

Participate Learning explica en su página web que, si es usted un educador experimentado que vive fuera de Estados Unidos, puede avanzar en su carrera y aprender nuevas habilidades al convertirse en un visitante de intercambio. Dicha organización educativa patrocina a más de 1,100 maestros internacionales cada año y ofrece a los solicitantes calificados: asistencia paso a paso con visas de intercambio, puestos asalariados a tiempo completo, beneficios de salud competitivos, oportunidades con escuelas en tres estados, incorporación y bienvenida y apoyo continuo. Los docentes tendrán la posibilidad de ampliar sus horizontes, mientras comparten su cultura con los estudiantes estadounidenses.

La fecha límite para aplicar al programa es el 30 de noviembre. Los interesados deben acceder a la página web: www.participatelearning.com y en la carpeta ‘Apply to Teach’ podrá iniciar el proceso de aplicación. En caso de ser preseleccionado, la persona será entrevistada vía Skype y será convocada por algún miembro del programa para tener otra instancia de manera personal.

La organización educativa señala que esta es una gran oportunidad para transmitir sus tradiciones a nuevas comunidades. Además, el educador puede servir como modelo y mentor e inspirar a los estudiantes amor por el mundo en general.

La estadía en Estados Unidos será de cinco años para los que resulten seleccionados. En ese tiempo impartirán materias como ciencias, estudios sociales, matemáticas y literatura, con la oportunidad de compartir los aspectos que cada uno quiera acerca de la cultura mexicana.

El programa, avalado por el Departamento de Estado, otorga a los docentes una visa conocida como J1, de intercambio cultural. “Esa visa permite al docente traer a su cónyuge y a los niños menores de 18 años”, detalló el vocero de la organización, Ronald Ramírez.

El sueldo al que pueden aspirar, según su experiencia, va desde  45,000 hasta  60,000 dólares al año, menos impuestos.

Una de las principales peticiones de la organización es que mientras impartan sus clases, los maestros tendrán prohibido hablar en inglés. La organización resalta que, pese a la cercanía con México, son muy pocos los maestros mexicanos que dan clases en español en las escuelas públicas de Estados Unidos.

Los comentarios están cerrados.