Protestas y manifestaciones en todo el Estado

Se vive una semana de intensas protestas y manifestaciones en todo Illinois por la muerte de George Floyd, que han derivado en disturbios, daños a las personas y también a la propiedad.

La muerte de George Floyd en Minneapolis ha originado una ola de protestas y manifestaciones en todo el país, que han ido creciendo en participación y han generado disturbios y daños a la propiedad privada y a las personas. En Chicago se vivió, el fin de semana pasado, dos jornadas con muchos disturbios, destrozos y saqueos, que continuaron incluso en las primeras horas del lunes. A lo largo de los 3 días hubo varios locales comerciales vandalizados, rotura de vidrios y robo de mercadería en el centro de de la ciudad, que se fue extendiendo luego a algunos suburbios. Las autoridades creen que no fueron los manifestantes quienes originaron estos incidentes, si no otros individuos que se mezclan con las personas que concurren a las marchas y aprovechan la situación para cometer actos ilícitos.

El sábado 30 de mayo hubo un total de 240 arrestos, 6 heridos y 1 muerto por herida de bala durante los saqueos y las protestas violentas en Chicago. Miembros de la Guardia Nacional fueron llamados por la Alcaldesa Lori Lightfoot quien decretó un toque de queda en toda la ciudad desde el sábado, de 9:00 de la noche hasta las 6:00 de la mañana.

Incluso, en respuesta a la solicitud de la Ciudad de Chicago, el gobernador de Illinois, JB Pritzker, activó a 375 soldados de la Guardia Nacional para el servicio activo estatal como forma de ayudar al Departamento de Policía en la protección de la ciudad y sus residentes.

En la mañana del lunes pasado el temor se había apoderado de muchos comerciantes, incluso en áreas suburbanas, que dudaban entre abrir o no sus puertas por miedo a sufrir destrozos y saqueos. Recién el miércoles las medidas empezaron a flexibilizarse para que la gente pudiera volver al centro de la ciudad, justo en momentos en el que Chicago entra en la Fase 3 de su reapertura por el COVID-19. Durante la “Fase 3” negocios y empresas podrán abrir sus puertas con restricciones de capacidad y otras medidas preventivas vigentes. Esto incluye trabajos de oficina, hoteles y guarderías.

La Alcaldesa Lightfoot indicó que Chicago entra a la fase 3 de manera gradual, cautelosa y solo pasará a la próxima fase siempre y cuando se cumpla con los criterios del departamento de salud pública, que incluyen baja tasa de infecciones, de casos y de hospitalizaciones por COVID-19.

En Aurora

En Aurora también hubieron diversas manifestaciones y, aunque algunas fueron pacificas, otras se salieron de control. Fue por eso que el Municipio decretó el toque de queda a partir de las 8:30 de la noche hasta las 6:00 de la mañana. Se exhortó a los residentes que permanecieran en sus hogares y que solo viajasen por trabajo durante las horas de toque de queda.

Todas las entradas de la Interestatal 88 a Aurora permanecieron cerradas. La identificación residencial o laboral fue necesaria para obtener la entrada a la ciudad.

La entrada al área del centro estuvo estrictamente prohibida durante el toque de queda sin identificación residencial o laboral. Se aplicaron también estrictas restricciones de desplazamiento en el área del Fox Valley Mall y se le pidió a los residentes que evitasen el área.

En Elgin

El Alcalde David Kaptain expresó en un mensaje público que, “la protesta pacífica de anoche (lunes 1º de junio) en la estación de policía de Elgin demuestra lo que esta comunidad ha estado haciendo desde hace algún tiempo. Nos unimos durante momentos dolorosos y difíciles para entablar conversaciones significativas. Nuestras reuniones en toda la comunidad, ya sea en salas de reuniones, lugares de culto o en las calles y banquetas, han sido y siguen siendo el sello distintivo de esta gran ciudad. Usamos estas conversaciones para educarnos e iluminarnos y luego nos comprometemos a trabajar para realizar los cambios necesarios”.

“El asesinato sin sentido de George Floyd está creando miedo, dolor e indignación en Elgin y esos sentimientos están totalmente justificados. Esta es una ciudad sin tolerancia al racismo, una ciudad que, en cambio, se esfuerza por la diversidad y la inclusión en todas sus muchas acciones. Continuaremos participando en las conversaciones desafiantes que demanda esta tragedia y, al final, Elgin será mejor y más fuerte. Esta será una ciudad aún mayor”, añadió.

En Cicero

En Cicero se vivieron también momentos de tensión por las protestas y manifestaciones.  Los disturbios llevaron a que hubiera 60 personas arrestadas y dos fallecidas. El martes se declaró estado de emergencia en la ciudad y toque de queda a partir de las 8:00 de la noche hasta las 6:00 de la mañana, cada día, hasta que la situación se normalizara. Se exhortó además a los residentes a mantenerse fuera de las calles para asegurarse de que los agitadores pudiesen ser identificados más fácilmente.

Al mismo tiempo se informó por parte del municipio que más de 150 residentes de la ciudad se ofrecieron como voluntarios, el martes por la mañana, para participar en una limpieza del área donde los agitadores dañaron negocios, en las inmediaciones de la esquina de la 23 y la Avenida Cicero.

 

Los comentarios están cerrados.