Reflexiones

El sábado Santo, denominado hasta la reforma litúrgica de 1955, Sábado de Gloria, es el nombre que algunas denominaciones cristianas dan al sábado de la semana del primer plenilunio de primavera (boreal). Es el tercer día del Triduo Pascual, que concluye con las segundas vísperas del Domingo de Resurrección culminando así para los cristianos la Semana Santa, tras conmemorar el día anterior la muerte de Cristo en la Cruz y se espera el momento de la Resurrección.

Es la conmemoración de Jesús en el sepulcro y su Descenso al Abismo. Y, una vez llegada la noche, tiene lugar la principal celebración cristiana del año: la Vigilia Pascual.

En la Iglesia Católica el sábado santo es un día de luto, también se conmemora la soledad de María después de llevar al sepulcro a Cristo, quedando en compañía del Apóstol Juan.

Pueden ser expuestas en la Iglesia, a la veneración de los fieles, la imagen de Cristo crucificado o en el sepulcro o descendiendo a los Infiernos, ya que ilustran el misterio del Sábado Santo. Este día la Iglesia se abstiene absolutamente del sacrificio de la Misa. La Sagrada Comunión puede darse solamente como viático, no se concede celebrar el matrimonio, ni administrar otros sacramentos a excepción de la Penitencia y la Unción de los Enfermos…

En la Iglesia Católica o en el mundo católico, muchos fieles celebramos el sábado santo con mucha alegría, júbilo y un festín desenfrenado, porque por muchos años la iglesia católica celebraba sábado de Gloria y se quedó la tradición errónea de celebrar este día pero, como ya comentamos, desde 1955 nos dijeron que no es sábado de Gloria sino   sábado santo y la semana santa en muchas partes la hemos tomado para vacacionar… para muchas cosas, para todo… menos para lo que significa: guardar, meditar, reflexionar, agradecer a quien en la cruz murió por usted, por nosotros, por mi, por todos… Y aquí una pregunta: ¿cómo guardó usted la semana mayor?

En la Iglesia Ortodoxa el día es denominado Gran Sábado, conmemorando el descanso  de Cristo en el sepulcro, su descenso a los infiernos y su entrada en el Paraíso. Se realiza una víspera de la celebración litúrgica de San Basilio el Grande. Todos meditan y están en silencio. Esto es en la Iglesia Ortodoxa…

En la Iglesia Anglicana el rito es semejante a la Católica con la particularidad de que el altar es cubierto con una tela negra…

En Guatemala, en el Centro Histórico, después de conmemorar la pasión y muerte de Nuestro Señor Jesucristo, el Sábado Santo se lleva a cabo lo que es llamado la “procesión de pésame” con las imágenes de Nuestra señora de la Soledad  conocida como “María Santísima de la Soledad”, la “Reina de la Humanidad” y de la basílica menor de Nuestra Señora del Rosario, representando la soledad de María acompañada por la Santa cruz, el santo sudario, las santas Mujeres, San Juan y Santa María Magdalena . Ambas procesiones recorren las calles y avenidas de sus barrios…

En México se acostumbraba a celebrar la fecha con peleas de agua, para purificar a las personas por medio del agua, pero esta costumbre ha perdido su significado y se aprovecha la fecha como excusa para festejos en vía pública, por ello las autoridades han declarado diversas multas…

Así termina otra semana santa. El sábado santo debe ser de oración junto a la tumba esperando la resurrección, un día de reflexión y silencio. Es la preparación para la celebración de la Vigilia Pascual… Antes era costumbre, durante los primeros siglos de la Iglesia, bautizar por la noche del Sábado Santo, a los que querían ser cristianos. Ellos se preparaban durante la Cuaresma y, acompañados por sus padrinos, esa noche se presentaban para recibir el Bautismo.  Santo lector, gracias por leer Ultimas Noticias y cuídese de sí mismo… ¡Felices Pascuas!

Comments are closed.