¿Reuniones familiares? ¡Aprovechen escuchando plenamente!

Me encanta la celebración del Día de Acción de Gracias por varias razones. Primero, damos gracias a Dios por las bendiciones en nuestras vidas. Reconocemos la presencia de nuestros seres queridos o recordamos con profundo cariño a los que no están con nosotros. En persona, a través de las redes sociales o a través de los recuerdos, sentimos el cariño de nuestras familias y amistades. También tomamos tiempo de juntarnos a comer platillos deliciosos realizando esta celebración a nuestra manera.

Para poder gozar un poco más estas reuniones en casa, permítanme hacer una sugerencia durante este festejo familiar. Hagamos todo lo posible para mejorar nuestra manera de escuchar a nuestros familiares y amistades. ¿Cómo? La revista Forbes (11/9/12) ofrece algunas sugerencias:

  1. Mire bien a la persona con quien está hablando. A veces, en nuestra cultura latina, es más natural no mantener el contacto visual mientras hablemos con alguien. Practique esta forma de hacer sentir a la persona con quien habla reconocida por Ud. Manteniendo el contacto visual le ayuda a demostrarle a la persona con quien habla que Ud. está presente en el momento y escuchando con interés.
  2. Trate de bloquear las distracciones cuando le estén hablando. Es difícil, pero intente esto por sólo unos minutos. Es una manera de demostrar que toma interés en lo que comparten con Ud.
  3. Trate de mantener la mente abierta. Juzgar a la otra persona cuando le empiezan a hablar es manera segura de terminar con la conversación. Escuchar sin responder a veces permite más diálogo e intercambio de opiniones.
  4. No interrumpa. El escuchar sin interrumpir no significa que está de acuerdo con lo que le platican. Escuchar le permite hacer otras preguntas para demostrar que le interesa lo que le comentaron y está dispuesto a responder.
  5. Fíjese también en los gestos de la persona y en lo que no se habla. A veces la comunicación no verbal es más importante para seguir dialogando.

Finalmente, reconozco que en vez de hablar sacamos nuestros teléfonos inteligentes para revisar mensajes, las redes sociales, Facebook, etcétera. Eliminar esto en la hora de comer es posible, pero requiere empeño y disciplina. Si hay demasiada resistencia, puede integrar alguna noticia del internet durante la hora de comer para dialogar y escuchar plenamente a las personas con quien tiene la dicha de celebrar el Día de Acción de Gracias.

Escuchar activamente requiere empeño y voluntad. Estos días de fiesta nos dan la oportunidad de agudizar esta herramienta que a lo largo nos puede beneficiar, especialmente cuando se trata de valorar a nuestros familiares y dar gracias a Dios por su presencia en nuestras vidas. ¡Ser escuchado nos hace sentir que importamos! ¡Feliz Día de Acción de Gracias!

Los comentarios están cerrados.