Según encuesta Mayoría dice que la economía actual está ayudando a los ricos y perjudicando a los pobres y a la clase media

Según una encuesta del Centro de Investigación Pew el 69% de los estadounidenses dicen que la economía está ayudando a los ricos, mientras más del 60% estimó que perjudica a los pobres y a aquellos sin títulos universitarios.

Según el estudio del Centro de Investigación Pew, a pesar de ciertos indicadores positivos de la economía del país, las evaluaciones públicas de la economía son mixtas y difieren significativamente según los ingresos de los encuestados.

De acuerdo a la encuesta, la mayoría de los estadounidenses de ingresos altos y medios dicen que las condiciones económicas actuales son excelentes o buenas. Pero solo alrededor de cuatro de cada diez adultos de bajos ingresos comparten esa opinión, mientras que la mayoría dice que la economía es ajustada o pobre.

Aproximadamente siete de cada diez adultos (69%) consideran que la economía actual está beneficiando a las personas ricas (solo el 10% dice que los ricos están sufriendo). Al mismo tiempo, la mayoría de los estadounidenses encuestados opinan que las personas pobres, las que no tienen un título universitario, los adultos mayores, los adultos más jóvenes y la clase media, están siendo perjudicadas en lugar de ayudados por las condiciones económicas actuales.

Los puntos de vista de la economía están fuertemente vinculados al partidismo, con Republicanos e Independientes que se inclinan hacia el Partido Republicano mucho más propensos que sus contrapartes Demócratas y de tendencia Demócrata a tener una visión positiva de la economía actual.

Cuando se les preguntó cómo las condiciones económicas actuales los están afectando a ellos y a sus familias, casi la mitad de los adultos (46%) dicen que están sufriendo, 31% dicen que están recibiendo ayuda y 22% dicen que no ven mucho impacto. En general, los Demócratas son más propensos que los Republicanos a decir que las condiciones económicas están perjudicando a sus propias familias, pero las opiniones difieren significativamente según los ingresos dentro de los partidos.

Hay una variedad de factores en las evaluaciones de los estadounidenses sobre las condiciones económicas actuales, siendo las más importantes las percepciones sobre salarios e ingresos, la disponibilidad de empleos y el costo de la atención médica. También se considera que dos de estos tres factores tienen un impacto significativo en la situación financiera de las personas: el 51% dice que los salarios tienen un gran impacto en las finanzas de su hogar y el 43% dice lo mismo sobre los costos de la atención médica. La situación laboral general se considera menos relevante en el aspecto personal. En cambio, el 45% dice que los precios al consumidor tienen un gran impacto en su propia economía.

En cuanto a la vida financiera de los estadounidenses la encuesta revela un enorme abismo entre los desafíos y las preocupaciones cotidianas que experimentan los adultos de bajos y altos ingresos. Dos tercios de los adultos de bajos ingresos (65%) dicen que se preocupan casi a diario por pagar sus facturas, en comparación con aproximadamente un tercio de los estadounidenses de ingresos medios (35%) y una pequeña parte de los estadounidenses de ingresos altos (14%). El costo de la atención médica también es una preocupación que pesa en las mentes de muchos estadounidenses, particularmente aquellos en el nivel de ingresos más bajos. Más de la mitad de los adultos de bajos ingresos (55%) dicen que con frecuencia se preocupan por el costo de la atención médica para ellos y sus familias; mientras que menos estadounidenses de ingresos medios (37%) y de ingresos altos (18%) comparten esta preocupación.

La encuesta representativa a nivel nacional de 6,878 adultos se realizó en línea, utilizando el Panel de Tendencias Americanas del Centro de Investigación Pew.

Comments are closed.