Según estudio Los ingresos de los latinos son más altos que antes de la gran recesión de 2008 pero los latinos nacidos en el país aún no se han recuperado

El ingreso de los latinos es más alto que antes de la crisis de 2008, pero existe una brecha entre los ingresos de los latinos nacidos en EEUU y los inmigrantes, según el Pew Research Center.

El Estudio del Centro de Investigación Pew señala, en su inicio, que la Gran Recesión de 2007-09 provocó un largo período de disminución en los ingresos de los trabajadores estadounidenses. Sin embargo, desde que alcanzaron un punto mínimo entre 2012 y 2014, los patrimonios financieros de los trabajadores parecen estar mejorando: en 2017, una década después de que comenzara la recesión, el ingreso personal medio de los estadounidenses era un 3% más alto que en 2007.

Una recuperación similar parece estar en marcha para los trabajadores latinos. Su ingreso personal medio aumentó un 5% de 2007 a 2017. Pero la ganancia general enmascara un marcado contraste en las experiencias de los latinos nacidos en Estados Unidos, cuyos ingresos en 2017 fueron un 6% menos que en 2007 y de los latinos nacidos en el extranjero, cuyos ingresos fueron un 14% más altos que en 2007, según el informe del Pew Research Center en base a los análisis de datos del gobierno.

Los ingresos de los trabajadores estadounidenses en general fueron un 3% más altos en 2017 que en 2007. Los ingresos personales medios de los trabajadores blancos aumentaron un 7% durante el período y los trabajadores asiáticos experimentaron una ganancia del 12%. Sin embargo, los ingresos de los trabajadores afroamericanos se mantienen prácticamente sin cambios.

El estudio muestra también una desaceleración en la inmigración latina a partir de 2008. Los inmigrantes de mayor antigüedad ganan más que los recién llegados y su creciente participación ha dado un impulso considerable al ingreso promedio de los latinos en general.

El ingreso personal promedio de los trabajadores latinos nacidos en EEUU, que fue de 32,000 dólares al entrar en la recesión en 2007, alcanzó un mínimo de 28,800 dólares en 2013, mostrando una caída del 10%. La recuperación llegó a 30,000 dólares en 2017, pero todavía es menos que en 2007. Los hispanos nacidos en EEUU representan el 52% de la fuerza laboral de esta comunidad.

Por su parte, los latinos nacidos en el extranjero experimentaron pérdidas más pequeñas inmediatamente después de la recesión y mayores avances en los últimos años, indica la investigación. De 2007 a 2013, el ingreso personal promedio de este grupo disminuyó solo un 3%, de 24,900 dólares a 24,200. Pero, después subió 17% en el lapso de 2013 a 2017, llegando a un promedio de 28,300 dólares.

La desaceleración de la inmigración latina se debe en gran parte a la disminución en el flujo de trabajadores inmigrantes no autorizados. Después de alcanzar un máximo de 6.4 millones en 2008, el número de inmigrantes latinos no autorizados en la fuerza laboral de Estados Unidos cayó a 5.9 millones en 2016 que es el último año para el cual hay estimaciones disponibles dice el informe.

Los comentarios están cerrados.