Según estudio… Mayoría dice que hay demasiada desigualdad económica en Estados Unidos pero menos de la mitad lo consideran una prioridad

Según un estudio del Centro de Investigación Pew aproximadamente seis de cada diez adultos dicen que hay demasiada desigualdad económica en el país.

Aproximadamente seis de cada diez adultos dicen que hay demasiada desigualdad económica en el país y, entre ese grupo, la mayoría dice que abordarla requiere cambios significativos en el sistema económico nacional según una nueva encuesta del Centro de Investigación Pew.

Aún así, en relación con otros temas, el análisis de Pew señala que la reducción de la desigualdad económica no ocupa un lugar destacado en la lista de prioridades del público para que el gobierno federal las aborde. Aproximadamente cuatro de cada diez personas dicen que esta debería ser una prioridad mucho más pequeña que las acciones para que la atención médica sea más accesible, para enfrentar el terrorismo o para reducir la violencia armada.

Los Demócratas son mucho más propensos que los Republicanos para decir que reducir la desigualdad económica debería ser una prioridad para el gobierno (61% frente a 20%). Del mismo modo, los Demócratas tienen casi el doble de probabilidades que los Republicanos de decir que hay demasiada desigualdad económica en Estados Unidos en estos días (78% frente a 41%).

Entre los que dicen que hay demasiada desigualdad económica, siete de cada diez piensan que cierta cantidad de desigualdad es aceptable y este es el caso entre las mayorías de Demócratas (68%) y Republicanos (77%). Alrededor de las tres cuartas partes de los Demócratas que dicen que hay demasiada desigualdad económica (74%) dicen que abordarla requeriría cambios importantes en el sistema económico y el 14% dice que el sistema necesita ser completamente reconstruido. La mitad de los Republicanos dicen que el sistema requiere cambios importantes y el 12% piensa que necesita ser reconstruido.

Además de las diferencias partidistas, la encuesta encuentra que las opiniones sobre la desigualdad económica a menudo varían según los niveles de ingresos. Por ejemplo, aproximadamente la mitad de los estadounidenses de bajos ingresos (52%) dice que reducir la desigualdad económica debería ser una prioridad para el gobierno federal. A su vez las partes más pequeñas de las personas con ingresos medios (39%) o superiores (36%) están de acuerdo. Y, aunque partes similares en todos los grupos de ingresos dicen que hay demasiada desigualdad en el país en estos días, el 85% de los adultos de ingresos altos dicen que esto es aceptable, en comparación con el 72% de aquellos con ingresos medios y el 59% de los adultos con menores ingresos.

Cuando se les pregunta qué contribuye a la desigualdad económica en el país, los Demócratas son más propensos que los Republicanos a señalar factores estructurales, como el sistema tributario (56% Demócratas vs. 30% Republicanos dicen que esto contribuye mucho) y problemas con el Sistema educativo de Estados Unidos (49% vs. 38%). A su vez, los Republicanos son más propensos que los Demócratas a decir que las diferentes elecciones de vida que toman las personas (60% Republicanos frente al 27% Demócratas) y los que trabajan más duro que otras (48% frente al 22%) contribuyen en gran medida a desigualdad económica.

Estos hallazgos se producen a medida que la desigualdad económica en Estados Unidos continúa ampliándose. En 2018, los hogares que estaban cerca de la cima de la escala de ingresos tenían ingresos 12.6 veces más altos que los que estaban cerca de la parte inferior. En comparación, en 1980, los hogares cercanos a la cima tenían ingresos aproximadamente nueve veces mayores que los hogares cercanos al final.

Cuando se trata de la acumulación de riqueza, solo aquellas familias clasificadas en el 20% superior en términos de patrimonio neto han recuperado la riqueza perdida durante la Gran Recesión.

Hoy en día, el patrimonio neto medio de esas familias es un 13% más alto que en 2007, mientras que el patrimonio neto de las familias en los percentiles de 20 al 40 de la distribución de la riqueza es un 39% más bajo que en 2007, según el análisis del Centro de Investigación Pew de datos del gobierno.

Comments are closed.