Según un estudio La mayoría de los adolescentes de Estados Unidos ven la ansiedad y la depresión como un problema importante

Según un estudio del Pew Research Center, la ansiedad y la depresión son los trastornos que más afectan y preocupan a los adolescentes en Estados Unidos.

La ansiedad y la depresión están aumentando entre los jóvenes de Estados Unidos y, ya sea que sufran personalmente estas condiciones o no, siete de cada diez adolescentes los consideran como los principales problemas entre sus compañeros. La preocupación por la salud mental afecta a las líneas de género, raciales y socioeconómicas, con una proporción aproximadamente igual de adolescentes en todos los grupos demográficos que dicen que es un problema importante en su comunidad.

Según el estudio del Pew Research Center, entre los adolescentes de 13 a 17 años del país, cuatro de cada diez expresan preocupación por la intimidación, la adicción a las drogas y el consumo de alcohol.

Cuando se trata de las presiones que enfrentan los jóvenes, los estudiantes encabezan la lista: el 61% de los adolescentes dice que siente mucha presión para obtener buenas calificaciones. En comparación, aproximadamente tres de cada diez dicen que sienten mucha presión para lucir bien (29%) y para adaptarse socialmente (28%), mientras que aproximadamente uno de cada cinco se siente presionado para participar en actividades extracurriculares y ser bueno en los deportes (21% cada uno). Y, mientras que aproximadamente la mitad de los adolescentes consideran que la adicción a las drogas y el consumo de alcohol son problemas importantes entre las personas de su edad, menos de uno de cada diez dicen que personalmente sienten mucha presión para consumir drogas (4%) o para beber alcohol (6%) .

La presión que sienten los adolescentes por tener un buen desempeño en la escuela está ligada, al menos en parte, a sus metas posteriores a la graduación. Aproximadamente seis de cada diez adolescentes (59%) dicen que planean asistir a una universidad de cuatro años después de terminar la escuela secundaria y estos adolescentes son más propensos que aquellos que tienen otros planes, a decir que enfrentan mucha presión para mejorar sus calificaciones.

Sin embargo los objetivos a largo plazo de los niños y las niñas no difieren significativamente. Aproximadamente nueve de cada diez en cada grupo dicen que tener un trabajo o una carrera que disfruten sería extremadamente o muy importante para ellos como adultos (97% de las niñas y 93% de los niños dicen esto). Y partes similares de niñas y niños consideran que casarse (45% y 50%, respectivamente) y tener hijos (41% y 39%) son prioridades para ellos cuando crezcan. Sin embargo, los niños son mucho más propensos que las niñas a decir que tener mucho dinero sería extremadamente o muy importante para ellos (61% frente a 41%).

El estudio destaca también que si bien los niños y las niñas enfrentan muchas de las mismas presiones, por ejemplo, tienen la misma probabilidad de decir que se sienten presionados para obtener buenas calificaciones, aunque sus experiencias diarias difieren en otros temas. Las niñas son más propensas que los niños a decir que enfrentan mucha presión para verse bien: casi un tercio de las niñas (35%) dice que este es el caso, en comparación con el 23% de los niños. Y una mayor proporción de niñas que niños dicen que a menudo se sienten tensos o nerviosos por el día a día (36% frente a 23%, respectivamente). Al mismo tiempo, es más probable que las niñas digan que regularmente se entusiasman con algo que estudian en la escuela: el 33%, en comparación con el 21% de los niños. Y, mientras pequeñas porciones de niñas (7%) y niños (5%) dicen que se meten en problemas en la escuela diariamente o casi a diario, es más probable que las niñas digan que esto nunca les sucede (48% frente a 33%).

 

 

 

 

Los comentarios están cerrados.