Según un estudio Las personas están divididas, según la religión, sobre quiénes deben recibir cuidados críticos si hay escasez de ventiladores

Según una encuesta del Centro de Investigación Pew, las personas están divididas en su opinión sobre quienes deberían de recibir cuidados críticos si hubiera escasez de ventiladores durante la pandemia de COVID-19.

Las personas están divididas en su opinión ante la consulta de a quien se debería de salvar si hubiera falta de ventiladores durante la actual pandemia de coronavirus: ¿Se deben de otorgar los ventiladores a los pacientes que más lo necesitan en ese momento o se deben de reservar para aquellos con una mayor probabilidad de recuperación?

Según la encuesta del Pew Research Center existen marcadas diferencias de opinión basadas en la afiliación religiosa de los encuestados y cuán religiosos son. Lo más notable es que las personas sin afiliación religiosa son el único grupo con una mayoría (56%) que dice que los ventiladores deben ser guardados para aquellos pacientes con mayores posibilidades de recuperación en caso de que no haya suficientes recursos disponibles, incluso si eso significa que algunos pacientes no reciban el mismo tratamiento agresivo porque son mayores, están más enfermos y tienen menos probabilidades de sobrevivir. Este punto de vista se alinea con las pautas médicas que generalmente requieren un enfoque utilitario, uno que priorice los buenos resultados para la mayor cantidad de personas.

Solo una minoría de las personas no afiliadas a la religión en general (aunque se alcanza un promedio del 41%) dice que los ventiladores deberían ir a quienes más los necesitan en el momento en que se toma la decisión.

Mientras tanto, la mayoría de los grupos afiliados a la religión cubiertos en la encuesta, dicen que los ventiladores deberían ir a los pacientes que más los necesitan en el momento, lo que podría significar que menos personas sobrevivan, pero a nadie se le niega el tratamiento en función de su edad o estado de salud. Esta opinión es compartida por aproximadamente seis de cada diez evangélicos (60%) y protestantes (59%).  Solo un tercio de los evangélicos cree que se debe dar prioridad a aquellos que tienen más probabilidades de sobrevivir con un tratamiento agresivo.

Los católicos no están tan unidos en su respuesta, pero también es más probable que digan que los ventiladores deben usarse en las personas más necesitadas en lugar de las que tienen más probabilidades de recuperarse. Las opiniones entre los protestantes están divididas de manera más o menos equitativa.

 

Comments are closed.