Según un estudio Residentes urbanos en los estados afectados por COVID-19 tienen más probabilidades de verlo como una amenaza para la vida diaria

Según un estudio del Centro de Investigación Pew, los residentes urbanos en los estados afectados por COVID-19 tienen más probabilidades de verlo como una amenaza para la vida diaria.

El análisis del Centro Pew señala que el brote de COVID-19 ya ha provocado el cierre a gran escala de escuelas, lugares de trabajo y lugares de reunión pública en todo Estados Unidos y las medidas de “distanciamiento social” recomendadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades probablemente conducirán a nuevas interrupciones.

Sin embargo, los miles de casos del nuevo coronavirus no están distribuidos de manera uniforme en todo el país y las personas que tienen más probabilidades de decir que la enfermedad amenaza la “vida cotidiana” en sus comunidades, son aquellas que viven en áreas urbanas en estados que han visto un número relativamente alto de casos.

En general, el 36% de los estadounidenses dice que el brote de coronavirus es una amenaza importante para la vida cotidiana en su comunidad, según una encuesta realizada como parte del proyecto Election News Pathways del Pew Research Center.

El estudio prosigue explicando que, al igual que con las percepciones de otras amenazas del coronavirus, las opiniones sobre el impacto de la enfermedad se dividen por partidismo. Entre los Demócratas y los Independientes de tendencia Demócrata, el 44% dice que el brote de coronavirus es una gran amenaza para la vida comunitaria, en comparación con el 26% de los Republicanos y los Independientes que se inclinan hacia el Partido Republicano.

Sin embargo, tanto los Republicanos como los Demócratas que viven en los estados más afectados (incluidos Washington, Nueva York y California) son más propensos que sus homólogos en los estados menos afectados a decir que el coronavirus es una amenaza importante para la vida comunitaria. No obstante, los Republicanos que viven en los estados más afectados son casi tan propensos como los Demócratas que viven en los estados menos afectados a decir que el coronavirus es una amenaza importante para la vida cotidiana en su comunidad (el 33% de los Republicanos en los estados más afectados comparado con el 35% de los Demócratas en los estados con menos casos confirmados).

Finalmente el análisis del Centro de Investigación Pew dice también que hay diferencias en las opiniones de las personas que viven en diferentes tipos de comunidades dentro de los estados más afectados y menos afectados. Una mayoría del 54% de los residentes urbanos en los estados que han visto la mayoría de los casos de COVID-19 ven la enfermedad como una gran amenaza para la vida cotidiana en sus comunidades. Eso se compara con el 42% de los que viven en suburbios y solo el 27% de los residentes rurales en los mismos estados. Este patrón también se mantiene en los estados menos afectados, ya que los residentes urbanos son más propensos que los que viven en otros tipos de comunidades a considerar el brote del coronavirus como una amenaza importante.

Comments are closed.