Todavía hay tiempo para vacunarse contra la gripe

Si aún no se ha vacunado contra la gripe, todavía hay tiempo para hacerlo ya que la temporada de esta enfermedad suele durar hasta mayo. 

Si bien es mejor vacunarse contra la gripe en octubre, aún puede hacerlo. La actividad de la gripe generalmente es más alta entre diciembre y febrero, aunque la misma puede durar hasta mayo.

“Incluso las personas sanas pueden contraer la gripe”, dijo el Director del Departamento de Salud Pública de Illinois, Nirav D. Shah, M.D., J.D. “Y si bien las personas sanas pueden no sufrir una enfermedad grave a causa de la gripe, pueden transmitir el virus a bebés demasiado pequeños para ser vacunados, personas que tienen enfermedades crónicas y otras que pueden desarrollar problemas de salud graves, como neumonía. Antes de reunirse con nietos y abuelos para las fiestas, asegúrese de no solo protegerse usted contra la gripe, sino también de proteger a sus seres queridos”.

Durante la temporada 2017-2018, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades estiman que la gripe causó:

  • 49 millones de enfermos, lo que es más que las poblaciones combinadas de Texas y Florida
  • 960,000 hospitalizaciones, más que la cantidad de camas de hospital en Estados Unidos
  • 79,000 muertes: más que el número promedio de personas que asisten al Super Bowl cada año

Los síntomas de la gripe pueden incluir fiebre o estado febril, escalofríos, tos, dolor de garganta, secreción o congestión nasal, dolores musculares o corporales, dolor de cabeza, cansancio y algunas personas pueden tener vómitos y diarrea, aunque esto es más común en niños que en adultos.

La gripe generalmente se propaga por gotitas cuando alguien con la enfermedad habla, tose o estornuda. Las personas también pueden contraer la gripe al tocar algo, como la manija de una puerta, que tiene el virus y luego tocarse la boca, los ojos o la nariz.

En promedio, es aproximadamente dos días después de haber estado expuesto al virus de la gripe antes de que comiencen los síntomas. Sin embargo, puede contagiar la enfermedad a alguien aproximadamente un día antes de que comience a experimentar esos síntomas y hasta de 5 a 7 días después de enfermarse.

La vacunación contra la influenza puede reducir la enfermedad, las visitas al médico, faltar al trabajo o a la escuela, así como prevenir las hospitalizaciones. También puede hacer que el padecimiento de esta sea más leve si se enferma.

Vacunarse es el primer paso y el más importante para protegerlo a usted y a quienes lo rodean contra el virus de la gripe. Además de recibir una vacuna, IDPH recomienda seguir 3 normas básicas: limpiar, cubrir y contener.

  • Limpiar: lávese las manos frecuentemente con jabón y agua tibia.
  • Cubrir: cúbrase al toser y estornudar.
  • Contener: contenga sus gérmenes quedándose en casa si está enfermo.

Los medicamentos antivirales contra la influenza pueden ser una segunda línea de defensa para el tratamiento de algunas personas. Muchos estudios han observado que además de disminuir la duración y la gravedad de los síntomas, los medicamentos antivirales pueden prevenir las complicaciones de la gripe. Debido a que es importante comenzar rápidamente con los medicamentos antivirales, los pacientes de alto riesgo deben comunicarse con un profesional de la salud ante los primeros síntomas de influenza, que incluyen fiebre repentina, dolores, escalofríos y cansancio.

Para encontrar un lugar para vacunarse contra la gripe en su comunidad, consulte con su proveedor de atención médica o con el departamento de salud local. Por más información visite la página web de IDPH: www.dph.illinois.gov.

 

 

Los comentarios están cerrados.