Tormenta invernal histórica para noviembre

La primera tormenta de la temporada invernal 2018-19 trajo ventisca, demoras en vuelos, escuelas cerradas y, como secuela posterior, toda una semana de frío intenso.

El fin de semana de Acción de Gracias culminó con una de las mayores tormentas de nieve del mes de noviembre, en el que se registraron hasta 13.1 pulgadas en el municipio de Bull Valley ubicado en el condado de McHenry. En Ashton (condado de Lee) y en Rochelle (condado de Ogle) la acumulación fue de 12 pulgadas. En Schaumburg (condado de Cook) se registró 9.2, en Saint Charles (condado de Kane) 8.1, North Aurora (Condado de Kane) 7.9 y en Elgin (condado de Kane) 2.4. En el área del Aeropuerto O’Hare la acumulación fue de 7.4 y en el Aeropuerto de Midway 3.4 pulgadas, según el Servicio Meteorológico Nacional.

La ventisca obligó a cancelar vuelos, se cerraron centenares de escuelas y más de 340,000 viviendas y comercios en todo el estado quedaron sin suministro de energía eléctrica.

La tormenta fue clasificada como la quinta nevada más grande de noviembre para Chicago, superando a las 6.4 pulgadas registradas el 26 y 27 de noviembre de 1940. Las 4 tormentas más grandes que ha recibido Chicago en el mes de noviembre son:12.0 pulgadas el 25 y 26 de noviembre de 1895, 11.2 pulgadas de acumulación el 20 y 21 de noviembre de 2015, 9.3 pulgadas el 6 y 7 de noviembre de 1951 y 8.9 pulgadas el 25 y 26 de noviembre de 1975.

Los vientos durante la ventisca soplaron con rachas de hasta 50 mph y la tormenta derribó árboles y líneas eléctricas en el área de Chicago, dejando a cientos de miles de hogares y negocios sin electricidad.  La nieve y el viento también afectaron el tráfico aéreo en los aeropuertos de Chicago el domingo, cancelando más de 800 vuelos en los aeropuertos de O’Hare y Midway.

Posteriormente, ingresó al área una masa de aire gélido que hizo bajar la temperaturas a un solo digito. Es por eso que se recomienda a las personas abrigarse muy bien al salir de la casa y solo hacerlo si es estrictamente necesario.

Si tiene que ir afuera póngase ropa abrigada, una gorra y guantes. Lleve muchas capas de ropa holgada ya que dichas capas almacenarán el calor. Ponga el termostato de su casa entre 68ºF (20ºC) y 70ºF (21ºC). Si hay una pérdida de electricidad que le deje sin calefacción por un tiempo prolongado, quédese con un pariente o un amigo.

Además, con las bajas temperaturas, la combinación de aire frío y el esfuerzo excesivo al realizar ciertas actividades, como mover nieve con una pala, puede causar incidentes respiratorios o cardíacos, en particular en personas que padecen afecciones médicas, como alta presión arterial y asma. Por eso es importante en estos casos tomar descansos frecuentes y estar atento al propio cuerpo, prestando atención a cómo uno se siente, para mantenerse saludable y protegido.

Es mejor prevenir y cuidarse del frío que lamentar luego consecuencias graves o molestas, por eso abríguese y…disfrute del invierno que también tiene sus encantos. Recuerde que la temporada recién comienza.

Los comentarios están cerrados.