Una discusión que ya no debería de existir… ¿La tierra es redonda o plana?

Los organizadores de las Conferencias Internacionales de Tierra Plana, personas adeptas a la teoría de que nuestro planeta no tiene forma esferoide, organizarán un crucero en 2020 para llegar al ‘fin del mundo’ y que quienes compartan esa idea disfruten de “la mayor, más audaz y mejor aventura” de sus vidas.

El concepto de que la Tierra es esférica data de la filosofía griega antigua de alrededor del siglo VI a. C.?, pero permaneció como materia de especulación filosófica hasta el siglo III a. C., cuando la astronomía helenística estableció la esfericidad de la Tierra como un dato físico. El paradigma helénico fue gradualmente adoptado en el viejo mundo durante la Antigüedad y la Edad Media y científicos como Nicolás Copérnico y Galileo Galilei confirmaron definitivamente la esfericidad de la tierra. ?

El concepto de Tierra esférica desplazó creencias anteriores en una Tierra plana: en la antigua mitología de Mesopotamia, el mundo era visto como un disco plano flotando en el océano y rodeado por un cielo esférico? y esto formó la premisa de los mapamundis antiguos como los de Anaximandro y Hecateo de Mileto. Otras especulaciones sobre la forma del mundo incluyen: un zigurat de siete niveles o montaña mágica, al que se alude en el Avesta y en escritos antiguos persas como una rueda, tazón o plano con cuatro esquinas mencionado en el Rig-veda.?

Sin embargo y a pesar de todo el acervo de pruebas científicas de larga data y un sinfín de pruebas gráficas… ¿porque en pleno siglo XXI ha resurgido la idea de que nuestro planeta no es redondo, sino plano?

Los nuevos terraplanistas

Los nuevos adeptos de la teoría de una tierra plana, que incluso realizan en forma anual conferencias al respecto, señalan que nuestro planeta es plano y estacionario, rodeado por una pared de hielos que contiene los océanos, llamado Antártida. El centro según dicen es el polo Norte y por encima nuestro se encuentra el firmamento, espacio en el que se mueven los astros, que desde la Tierra tienen forma aparentemente semiesférica.

Incluso, para tratar de demostrar en la práctica su teoría, los organizadores de las Conferencias Internacionales de Tierra Plana organizarán un crucero en 2020 para llegar al ‘fin del mundo’ y que, quienes compartan esa idea, disfruten de “la mayor, más audaz y mejor aventura” de sus vidas.

Jay Decasby, un terraplanista que también apoya la iniciativa dijo que “todo lo que tenemos que hacer para cerrar este debate de una vez por todas es calcular la distancia de la costa de la Antártida. Lo habían hecho los primeros marineros, que lograron recorrer más de 96,000 kilómetros, lo que demuestra de manera irrefutable el modelo de la Tierra plana. Pero, como todas las otras montañas de evidencia, esto no es suficiente para los ‘redondistas'”.

Diferentes teorías circulan dentro de la comunidad Tierra Plana. La mayoría de sus integrantes asumen que nuestro planeta es un disco rodeado por una gran pared de hielo, con lo cual no se preocuparían de caer si llegaran a sus presuntos límites.

“Si podemos llegar a la costa de la Antártida y navegar a su alrededor, obtendremos la distancia que demostrará que son los bordes exteriores de la Tierra plana y refutaremos por completo todos los argumentos que cualquiera pueda intentar lanzar para el culto al heliocentrismo que adora al Sol”, agregó Decasby.

Pero además, algunos terraplanistas consideran que en realidad el Sol en la Tierra Plana, a diferencia del modelo heliocéntrico, gira entorno a nosotros al igual que la luna. Su tamaño es muy pequeño en comparación con la Tierra y se encuentra dentro de la bóveda celeste. El Sol alumbra de manera local, tarda 24 horas en dar una vuelta a la tierra y cambia de trópico cada 6 meses lo cual produce las estaciones del año.

En cuanto a la luna los terraplanistas señalan que curiosamente, tiene el mismo tamaño que el Sol visto desde la Tierra, pero aunque es 400 veces más pequeña, da la casualidad que se encuentra 400 veces más cerca de nosotros. Una cualidad de la Luna es su efecto gravitacional sobre la Tierra. Esta es capaz de provocar las mareas, pero es incapaz de influir sobre lagos, ríos o un simple vaso de agua. Además, siempre según este movimiento, está demostrado que la Luna tiene luz propia y no tiene nada que ver con que el Sol la esté iluminando.

La esfericidad de la Tierra fue confirmada por la expedición de Magallanes

La primera demostración directa de la esfericidad de la Tierra vino a través de la primera circunnavegación de la historia, una expedición capitaneada por el explorador portugués Fernando Magallanes. El 10 de agosto de 1519, las cinco naves (Trinidad, Santiago, San Antonio, Concepción y Victoria) comandadas por Magallanes partieron de Sevilla, cruzaron el Océano Atlántico, pasaron a través del estrecho de Magallanes, cruzaron el Pacífico y arribaron a Cebú, allí Magallanes muere en una batalla a manos de filipinos nativos. Su segundo al mando, el español Juan Sebastián Elcano, continuó con la expedición y, el 6 de septiembre de 1522, arribó a Sevilla, completando la circunnavegación. Carlos I de España, en reconocimiento a Elcano, le otorgó un escudo de armas con la leyenda Primus circumdedisti me (“El primero que me circundaste”).

La circunnavegación por sí sola no probaba que la forma de la Tierra fuera exactamente esférica. Podría ser cilíndrica o irregularmente globular o de alguna otra forma. Aun así, combinado con la evidencia trigonométrica utilizada por Eratóstenes 1,700 años antes, la expedición de Magallanes despojó toda duda razonable en los círculos educados de Europa.

En un mundo donde todo está en entredicho y en duda ¿qué crees tú: la tierra es esférica o plana?

Los comentarios están cerrados.